EditorialLo último!Neiva

Evaluación de daños, fauna ilesa, flora afectada en el incendio de Neiva

En una noche tranquila en la ciudad de Neiva, se desarrolló un evento lamentable y devastador, cuando surgió un feroz incendio y dejó a su paso una estela de desolación en el entorno natural, afectando de manera considerable tanto la flora como la fauna local.

El epicentro de este siniestro se ubicó en la  Laguna El Curibano, y su furia no se detuvo hasta llegar a las proximidades del barrio de Villa Café. Este fatídico episodio comenzó a las 6 de la tarde, sumiendo a la comunidad en una profunda preocupación y llevando a todos a tomar medidas inmediatas.

Para hacer frente a esta emergencia, el Cuerpo Oficial de Bomberos de Neiva actuó de manera diligente, respondiendo de inmediato al llamado de auxilio, y trabajando incansablemente junto a un grupo valiente de voluntarios y la colaboración solidaria de los residentes locales. Desde la comodidad de sus hogares, estos últimos se unieron al esfuerzo conjunto, portando baldes de agua con el fin de combatir la propagación de las llamas. A pesar de estos esfuerzos incansables, más de 10 hectáreas de un exuberante bosque resultaron seriamente afectados por la voracidad del fuego.

El Secretario de Gestión del Riesgo, Armando Cabrera, expresó su profundo pesar al conocer que este desastre fue producto de acciones irresponsables por parte de individuos sin escrúpulos, quienes desencadenaron esta devastación sin considerar las consecuencias. Asimismo, hizo un enérgico llamado a la comunidad para mantenerse en estado de alerta y abstenerse de realizar quemas o arrojar colillas de cigarrillos que pudieran avivar la propagación de futuros incendios. Además, mediante el uso de drones avanzados, se lograrán obtener imágenes detalladas de las áreas afectadas, demostrando que no existían puntos de calor que pudieran dar lugar a otro incendio, proporcionando cierto alivio a la comunidad preocupada.

El ingeniero especializado en fauna de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (CAM) llevó a cabo una inspección exhaustiva de las zonas afectadas y, afortunadamente, informó que, aunque el paisaje vegetal había sufrido daños considerables, no se detectaron evidencias de animales muertos como resultado. de este trágico incidente.

Este incidente ha sido un recordatorio doloroso de la importancia de la preservación de nuestros ecosistemas locales y de la necesidad de promover una mayor conciencia sobre las consecuencias de acciones imprudentes. La comunidad de Neiva se une en el esfuerzo de restaurar la belleza natural que se ha visto afectada y en la promoción de prácticas más responsables para proteger nuestro entorno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *