Por videos grabados con su celular, campesino dice que su vida corre peligro

Comparta

Según el hombre, su vida se convirtió en un desastre desde que denunció públicamente algunas presuntas irregularidades de la CAM, en la vereda San Bartolo y el Chapuro, corregimiento El Caguán.

 

A las cámaras de Onda Opita, se acercó Iván Darío Ninco, un habitante del corregimiento El Caguán, ubicado en el sur del municipio de Neiva, manifestando que, al parecer, en los últimos meses ha recibido amenazas y persecuciones, por causa de unos videos que grabó con su celular en la vereda San Bartolo y el Chapuro.

Según el denunciante, los principales responsables de su seguridad e integridad como persona es la Corporación del Alto Magdalena (CAM), entidad que opera en el departamento del Huila, a la que Iván Darío Ninco, presuntamente se ha acercado en varias ocasiones con el fin de solucionar esta problemática que lo aqueja, y que, citando sus palabras “lo mató en vida”.

“De verdad la situación para mí es muy complicada, porque después de generar empleo e ingresos para mi familia, ahora estoy encerrado en la casa como si estuviera en una cárcel, y todo por mi seguridad. En estos momentos ya se me acabaron los presupuestos, no sé qué voy hacer, ya se me agotaron las fuerzas; no tengo trabajo, ni finca, ni cultivos….no tengo nada”, confesó Iván Darío Ninco, campesino denunciante.

¿Cómo fueron los hechos?

De acuerdo a Ninco, son más de 15 años en los que ha trabajado por la reforestación de la zona donde está ubicada su finca, y mucho más, cuando se enteró que sus terrenos hacían parte del denominado Parque Natural Siberia Ceibas, proyecto que lideraba la CAM y donde pretendía plantar más de mil árboles en el lugar.

De este modo, Iván, manifiesta que veía transportar por parte de la CAM, a la vereda San Bartolo “camionadas” de material vegetal (árboles semilla) para el proyecto de reforestación que lideraba el ente en esa zona, donde nace el 40% del río Las Ceibas. Sin embargo, Ninco expresa, que el terreno no muestra ningún plan ambiental, al contrario, la gran parte de esos árboles fueron desechados y encontrados abandonados en la carretera.

“En el año 2018 subí al “filo” de la montaña donde estaban reforestando el sector, pero me encontré con un área vacía y destruida, que causaba tristeza, por lo que decidí grabar con mi celular y guardar esas imágenes.  A inicios del 2019, en los meses febrero y marzo, le dije a mi hijo que me acompañara de nuevo al lugar, y con el celular volvimos a grabar el mismo terreno, logrando capturar, además de la deforestación, un incendio provocado por las quemas “controladas” que se hacen para cultivar frijol, donde se supone que es zona protegida”, manifestó, Iván Darío Ninco, campesino denunciante.

Debido a lo anterior, Iván Darío participó meses después, en una capacitación de protección ambiental hecha en el corregimiento de El Caguán, al que asistieron habitantes del poblado, la Policía del Huila, Bomberos del municipio de Pitalito, algunos representantes de organizaciones ambientales, etc.

Allí decidió explicar todo lo que presuntamente pasaba en la vereda San Bartolo y el Chapuro, haciendo comparaciones entre 2017, 2018 y 2019, demostrando cómo la CAM estaba mintiendo con el supuesto proyecto de reforestación Parque Siberia, que aparece como concretado solo en papeles y fotos.

“Yo les conté que en esas imágenes, se veía cómo se quemaba la poca cobertura vegetal, que supuestamente la CAM protegía, con el fin de sembrar frijol, que la corporación en muchas ocasiones les daba a los campesinos de ambas veredas para cultivar en esa zona”, indicó el denunciante.

“Pero el problema no es ese, el verdadero dilema es que engañaron a la gente de la vereda San Bartolo y el Chapuro con supuestos proyectos ambientales de reforestación, que en realidad son mentiras. Y ahora pretenden sancionar a esos campesinos por provocar esos incendios que atentan contra esa área ambiental, al parecer por aparecer en los videos que yo grabé, y mostré a mucha gente”, reiteró.

Las consecuencias de la evidencia

Después de mostrar los videos en esa reunión, Iván Darío Ninco, confesó que empezaron las amenazas y advertencias contra su integridad y su familia.

Según él, pasado los días, funcionarios de la CAM visitaron la vereda San Bartolo y en una reunión convocada con algunos campesinos residentes, la corporación mencionó que haría sanciones económicas por más de diez millones de pesos a todos los habitantes que aparecen en el supuesto video, mostrando como realizan las quemas; algo que Iván dice que no es cierto, porque en las imágenes que grabó no se ve ningún rostro.

“La CAM puso a esos habitantes de la vereda en mi contra, diciéndoles que tenían que hacer algo para que esos videos desaparecieran o que verían las consecuencias. Y algunos se tomaron muy en serio las advertencias, porque empezaron a decir que la única solución era matarme”, expresó Iván Darío Ninco.

“Eran las 6:00 am, y me disponía visitar mi finca que queda a 15 minutos del casco urbano, cuando un sujeto no conocido, me persiguió hasta un trayecto del camino en una moto, queriendo que me detuviera en la carretera”, confesó.

Debido a lo anterior, en el mes de junio, el hijo de Iván Darío, manifestó que para esas fechas mientras se encontraba en la finca de su padre, además de observar personas desconocidas espiando, escuchó unos disparos con arma de fuego en horas de la noche. Situación que obligó al joven a emigrar a otra ciudad, para proteger su integridad.

Sin dejar de mencionar, que a raíz de todas las amenazas, llamadas de advertencia y demás acoso que recibía el campesino del Caguán, él decidió viajar a la ciudad de Bogotá, y vivir unos meses en miedo constante.

Las denuncias interpuestas

Han sido muchas las denuncias que Iván Darío Ninco, manifiesta haber hecho a varias dependencias competentes como la Comisaría local, Fiscalía, Procuraduría, Policía y Personería municipal, pero a la fecha no ha recibido una solución verdadera a tanto problema.

“Cuando me acerqué a la Fiscalía, dejé claro que si algo le pasa a mi familia o a mí, el único responsable es la CAM, ya que supuestamente las amenazas y hechos ocurridos no son válidos al no ser directos o notables”, indicó, el denunciante.

Onda Opita se acercó a la Corporación del Alto Magdalena con el objetivo de esclarecer la problemática, sin embargo no fue posible tener información acerca del caso por parte de la entidad.

De la mis manera, la Personería municipal, confirmó que sí existe una denuncia interpuesta en contra de la CAM, pero que el caso del señor Iván Darío Ninco, se encuentra en materia de investigación, antes de dar algún fallo.

Mientras tanto, Iván Darío Ninco solicita ayuda, para poder salir de este dilema que compromete su integridad mencionando: “No quiero declararle la guerra a nadie, solo pido que la CAM me escuche y podamos llegar a un acuerdo sano. No es justo que algunos habitantes de la vereda sean enemigos míos por unos videos que no muestran lo que verdaderamente grabé, a nadie quise hacerle daño, solo me he preocupado por el medio ambiente y la comunidad, y míre, ahora estoy arruinado, desesperado…”, confesó, el denunciante.

Comparta

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *