Cabeza de manifestante de la primera línea, fue hallada en una bolsa.

En Tuluá, Valle del Cauca, hay consternación tras el macabro hecho donde fue encontrada la cabeza cercenada del cuerpo de Santiago Ochoa, un joven manifestante que se destacó en su participación en la denominada primera línea durante el paro nacional. El resto del cuerpo no fue hallado.

En un hecho deshumano, autoridades hallaron la cabeza en una bolsa plástica de un joven al parecer identificado como Santiago Ochoa, quien habría participado del paro nacional integrando la primera línea.

La víctima había desaparecido tras salir de su vivienda en la mañana del pasado sábado 19 de junio, y hasta ahora fueron encontrados partes de su cuerpo, tras presuntamente ser arrojados por conductor de una motocicleta, en el Callejón El Delirio, corregimiento de Aguaclara en Tuluá, en el Valle del Cauca.

Frente al tema, el Coronel Jorge Urquijo Sandoval, de la Policía del Valle, desmintió las versiones sobre una posible vinculación de miembros del Esmad con este crimen, por el que ya se ofrece una recompensa de 10 millones de pesos para esclarecer el crimen.

“Desde hace aproximadamente un mes no existe ningún procedimiento por parte de uniformados del Esmad en este municipio. Rechazamos contundentemente los señalamientos irresponsables que se están haciendo a través de redes sociales vinculando a nuestros uniformados con estos lamentables hechos”, aseguró el uniformado.

Cabe señalar que desde el reciente fin de semana, circulaba una versión “sobre la presencia de restos humanos cerca de la Planta de Tratamiento de Aguas, en inmediaciones del río Cauca y del barrio Alfonso López”.

Por ello, al sitio acudió la Policía y verificó que en el canal de aguas lluvias, rodeadas de residuos, estaban un torso y dos piernas de una persona, al parecer, un hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *