Editorial | ¡Así acabaron con el “Pacto Histórico” en el Huila!

Suena increíble, pero mientras en el discurso los líderes nacionales del Pacto Histórico hablaban de disertación, de unidad, de ideas, de cambio, transformación, de un nuevo rumbo y renovación, en realidad estos principios básicos de la democracia no se aplicaron a nivel nacional, mucho menos a nivel regional.

En el Huila miles de opitas hablaron del Pacto, coadyuvando en la construcción de ese gran llamado a la unidad y cambio que requiere el país y el departamento: “La Construcción de La Gran Colectividad”. Lo que empezó con demasiada expectativa para quienes deseaban sumarse a esa convocatoria ciudadana, terminó con la destrucción de un trabajo de meses y tal vez años de algunos. La Lista a la Cámara de Representantes por el Huila era el objetivo de los líderes del Pacto y de la población en general. Algo que se destruyó en un solo día por el egoísmo, la mezquindad, los radicalismos, los sectarismos, el desinterés colectivo y el ego de quienes se apoderaron del llamado Pacto Histórico por el Huila. Esta fuerza de coalición interpartidista que agrupaba movimientos, organizaciones sociales, sindicales y partidos políticos como: el Polo Democrático, Colombia Humana, MAIS, Unión Patriótica, Alianza Democrática Ampliada, entre otros, triste y decepcionantemente para las bases, terminó sin lista a la Cámara en el Huila.

La lista que empezó con más de 10 nombres en la baraja y que poco a poco se fue depurando en la medida que se surtían algunos procesos internos, terminó con 4 nombres inscritos en la Registraduría la semana pasada, pero al cierre de las modificaciones este lunes, solo quedó con un nombre en esta.

La lista: El Pacto de los mismos.

Se inscribieron el 13 de diciembre ante la delegación departamental de la Registraduría Nacional del Estado Civil en la capital del Huila en un acuerdo programático llamado Pacto Histórico:

  • En primer lugar: Leyla Marleny Rincón, inhabilitada para ocupar cualquier escaño de elección popular en esta contienda por haber fungido como representante u ordenadora del gasto de una corporación pública como el Concejo de Neiva, en el último año antes de las elecciones del 13 de marzo como lo indica la Ley y la constitución Política de Colombia.
  • En Segundo Lugar: Orlando Beltrán Cuellar, quien finge como supuesto representante de los campesinos, pero que según ellos, no los representa. Este sujeto clientelista por profesión, estuvo preso luego de una investigación derivada del Proceso 8.000 cuando Ernesto Samper Pizano en su campaña a la presidencia, al igual que otros congresistas de la época como Beltrán Cuellar, habrían recibido millonarias sumas de dinero procedentes del Cartel de Cali. Orlando, se acomodó en el Pacto luego que fuera sacado a sombrerazos del Nuevo Liberalismo donde quiso aspirar, pero le negaron esta posibilidad por sus antecedentes.
  • En tercer lugar: Mauro Saúl Sánchez, hasta ahí y según las mañas, la única representación de cambio y juventud en la lista, pues los otros 3 aspirantes sumaban más de 200 años de edad en la coalición. Mauro, que ya se había hecho contar en las elecciones anteriores para la Asamblea del Huila, logrando un poco más de 3.000 votos, siempre tuvo temor de hacerse medir de nuevo; por eso buscó que la lista fuera cerrada y ojalá él encabezando, o como mínimo permanecer en esta, para decir que ahí estaba su trabajo (sin saber cuál o cuantos votos sumaba).
  • En cuarto lugar: Germán Calderón Calderón, sin vigencia política y quien venía de ser alcalde de Pitalito hace 20 años, llegó a la lista sin ganas, tras ser convencido por Orlando Beltrán Cuellar, quien quiso que la lista se hiciera para él, logrando interferir en la escogencia de los candidatos. Calderón es bien recordado cuando fue detenido en 2004 en el Terminal de Transportes de Bogotá por efectivos del DAS en cumplimiento de una orden de la Fiscalía 24 de Pitalito para que respondiera por el delito de prevaricato por acción, además de algunos fuertes antecedentes provenientes del cuestionado y reciente Plan de Ordenamiento Territorial de Pitalito, por aparentes incorporaciones de áreas rurales al perímetro urbano y suburbano del Valle de Laboyos en el gobierno de Miguel Rico. Investigación que hoy por hoy está a cargo de la Fiscalía.

Las discusiones internas.

Como es tradicional en la izquierda colombiana, nunca se han puesto de acuerdo y esta vez no fue la excepción. Internamente se sostuvieron discusiones en cuanto al método de elección de la lista y los posibles integrantes. Mientras unos mayoritariamente querían que fuera abierta o con Voto Preferente para hacerla democrática y competitiva (electoralmente hablando), otros pocos insistían que debía ser cerrada o No Preferente. Mauro Saúl con su mentor Abel Sepúlveda y con el aval de Colombia Humana, insistían que debía ser cerrada y ojalá Mauro a la cabeza; por otra parte, Leyla Marleny Rincón con sus mentores Miller y Jaime Dussán Calderón, coincidían que debía ser cerrada si Leyla encabezaba, de lo contrario, debía ser abierta. Esa fue la principal discusión. Por otra parte, Orlando Beltrán Cuellar, quien tenía a Germán Calderón en su bolsillo, según él, anunciaron todo el tiempo renunciar si la lista era abierta, pues buscaban que fuera cerrada en cabeza del “toro mecánico” como es conocido Orlando Beltrán. El ego, la prepotencia, el sectarismo y los radicalismos muy marcados de estos personajes, conllevaron a dilatar y dilatar cualquier opción de modificación de la lista y así negándole la posibilidad a otros aspirantes, realmente con trabajo y reconocidos para competir libre y trasparentemente, enarbolando las banderas del Pacto Histórico en el departamento.

Finalmente, este lunes 20 de diciembre sobre las 6pm, Mauro Saúl Sánchez haciendo caso a sus mentores y al mismo Gustavo Petro, quien advirtió no apoyar la lista si era abierta, desistió y renunció formalmente a la misma, ofreciendo supuestamente sobre la hora límite de permitirle el ingreso a otros, su respectivo reemplazo. Lo mismo hicieron Orlando Beltrán Cuellar y Germán Calderón, quienes tenían el aval del Partido ADA y entregaron sus renuncias, según Beltrán, a Armando Cuellar, negándole la posibilidad a otros de inscribirse.

En ese orden de ideas, solo quedó en la lista, Leyla Marleny Rincón con aval del POLO.

Por Fuera del Pacto.

Aspirantes independientes y de otras colectividades políticas que venían trabajando por meses, quedaron por fuera de esta posibilidad. El abogado Juan Felipe Molano quien había aspirado a la Cámara por Cambio Radical hace 4 años y en esta oportunidad llegaba al Pacto con el guiño de Piedad Córdoba y su movimiento Poder Ciudadano, no pudo participar de la contienda. Giovanny Puentes, arquitecto y exjefe de Planeación de Neiva, quien contaba con el respaldo de diferentes organizaciones sociales y sindicales, así como la Unión Sindical Obrera (USO), un sector del PTC y del precandidato presidencial Camilo Romero por el movimiento Verdes por el Cambio, tampoco pudo inscribirse por el egoísmo de unos pocos manipuladores del Pacto regional Huila que gerencian empresas en el sector transporte y salud con inmensos capitales económicos y cientos de empleados, pero que no fueron capaces de organizar una lista de solo cuatro personas a la Cámara de Representantes (les quedó grande), pese que hasta última hora anunciaron verbalmente la modificación y el ingreso de Puentes. Otros aspirantes que se fueron del Pacto a otras toldas fueron la abogada Carolina Tello quien terminó aspirando a la Cámara por la Coalición de la Esperanza y Armando Saavedra, exjefe de Planeación Departamental, quien aspira al Senado de la República por la Coalición de la Esperanza con aval del Partido Colombia Renaciente.

Complicidad e intereses personales

Si bien los líderes regionales del Pacto y los mismos candidatos inscritos el 13 de diciembre tenían la responsabilidad con la ciudadanía de consolidar una gran coalición de fuerzas alternativas, progresistas, libres e independientes, en busca de ese cambio y la verdadera transformación que la gente clama a gritos. En el Huila pudo más el ego, los intereses personales o particulares, el egoísmo y la mezquindad de quienes tenían la oportunidad de esa opción, como el mismo Armando Cuellar, quien tuvo en sus manos las renuncias de Beltrán y Calderón (según Orlando Beltrán) y nunca buscó sus sucesores (estando ellos ahí), o Abel Sepúlveda u Oscar Goyeneche que viajaron a Bogotá a buscar que Petro diera la orden que la lista fuera cerrada en beneficio de los mismos y que la hija de Armando Cuellar, Nika Cuellar, ingresara por fin en las modificaciones de último momento a la lista al Senado del Pacto Histórico. Complicidad también tuvo el senador Gustavo Bolívar, quien manifestó que si la lista no iba cerrada (según directriz de Petro), ellos no apoyarían la lista del Pacto Histórico en el Huila, dejando por fuera una posibilidad abierta, ampliada y democrática para nuestro departamento. Finalmente el llamado Pacto Histórico en el Huila, terminó siendo el pacto de unos pocos, donde cuatro individuos tomaban decisiones a puerta cerrada buscando componendas, a dedo y sin consenso alguno.

— La culpa no es del marrano, sino del que le da de comer —

En el Pacto NO hubo democracia, siempre hubo intereses particulares, sectarios, radicales, egoístas y sin sentido, mientras, el deseo ciudadano quedó a un lado y como dice el viejo dicho, la culpa no fue del marrano, pues ahora ninguno tiene la culpa. Ahora todos se señalan de la destrucción y el acabose de la lista y de negarle la posibilidad histórica al Huila, de tener un Representante en la Cámara con la jefatura ciudadana en la construcción de una gran colectividad que hoy ya no existe, pues esta, quedó desintegrada. En adelante, la misma historia se encargará de señalar y castigar a quienes dejaron escapar esta gran posibilidad.

“Los marranos, lo que no se comen, lo vuelven mierda” Anónimo.

4 comentarios en «Editorial | ¡Así acabaron con el “Pacto Histórico” en el Huila!»

  • el 21/12/2021 a las 7:54 am
    Enlace permanente

    Pienso que el radicalismo no puede ser el camino para construir país, y menos para fortalecer un movimiento nacido hace poco, del cual echan mano muchos, para desintegrar y lograr sus objetivos. Lo importante es tratar de mantener la unidad, buscar consensos, pues quienes tratan de dividir son los mismos con las mismas, para anquilosarse en el poder y evitar un cambio total. Ahora, si no hay opción de cambio en las listas, se hace necesario apoyar a quien quedó inscrito (a) a última hora, para fortalecer a la Colombia Humana en el HUILA.

    Respuesta
    • el 21/12/2021 a las 8:42 am
      Enlace permanente

      Pregunta: será que lo que el editorialistas come se vuelve flores??

      Respuesta
    • el 22/12/2021 a las 7:26 am
      Enlace permanente

      Quienes a nombre de empresa privada imponen su aplanadora y el desconocimiento de convocatoria regional del Pacto historico,socavan todo el proceso de unidad de sectores populares y organizaciones en inscripc y representacion de la region.se impuso la mezquindad y mañas.

      Respuesta
  • el 21/12/2021 a las 2:47 am
    Enlace permanente

    los llamados pensantes del pacto
    No respetan las decisiones de las bases y de quienes pretendemos un cambio.
    Aquí tienen los resultados de su mezquindad por tratar de enarbolar las banderas de su egoísmo e interés particular sobre lo fundamental.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este anuncio publicitario se cerrará en segundos.