Dos hombres muertos y un herido tras ser descubiertos robando en vereda de Pitalito.

Dos hombres murieron y otro más quedó herido luego de ser descubiertos robando por la comunidad en zona rural del municipio.

Los hechos se registraron la tarde de este miércoles 21 de Julio en el corregimiento de criollo jurisdicción del municipio de Pitalito Huila, donde tres sujetos que al parecer son reconocidos delincuentes del sector fueron encontrados por habitantes cometiendo hechos ilícitos en circunstancias que son investigados por las autoridades, uno de los integrantes de la banda resultó gravemente herido tras recibir múltiples golpes, mientras que otros dos que lograron escapar fueron hallados sin signos vitales con impactos de arma de fuego en cercanías de una quebrada del sector.

Con una invitación a no tomar justicia por cuenta propia, el Departamento de Policía Huila se pronunció con relación a los dos hombres encontrados muertos y con signos de tortura en zona rural del municipio de Pitalito.

 

En el mismo comunicado, la Policía suministró los nombres de las víctimas encontradas en la carretera terciaria, cuyas identidades responden a Jesús Alirio Tovar Perdomo de 40 años de edad y Nicolás Barragan Floriano de 26 años de edad, cuyo lugar de residencia se ignora hasta el momento, pero según la comunidad del sector donde ocurrieron los hechos, estos serían residentes de esta región.

Por otro lado, el capturado fue identificado como Juan Manuel Rodríguez Patiño, quien tiene antecedentes por porte ilegal de armas de fuego y hurto agravado, el hombre es natural de Neiva y reside en el barrio Lara Bonilla de Pitalito.

Los hechos sucedieron la tarde del miércoles 21 de julio en las veredas Criollo y El Recuerdo, del corregimiento de Criollo, donde una parte de la comunidad de este sector, ante la inseguridad y desprotección que tiene por falta de políticas públicas que garanticen la seguridad ciudadana, optaron por tomar justicia por su propia cuenta, sin conocer que esas actuaciones están por fuera de la legalidad y pueden atraer consecuencias jurídicas para quienes así proceden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *