Acabó con su existencia no sin antes avisarle a su ex.

Javier Rugeles Mosquera de 31 años de edad, residente en el oriente de Neiva, sabía que quería acabar con su existencia, impulsado al parecer por problemas sentimentales. Antes de ingerir una sustancia tóxica, con la cual se suicidó, llamó a su expareja, quien finalmente lo encuentra sin signos vitales.

Este trágico hecho se presentó en el barrio La Orquídea, en el oriente de Neiva, cuando un hombre de 31 años de edad, optó por acabar con humanidad, al parecer impulsado por problemas de tipo sentimental. Javier Rugeles Mosquera ingirió una sustancia tóxica, ante de esto, se comunicó con su expareja, citándola en una zona boscosa del barrio La Orquídea.

La mujer acudió al lugar establecido, encontrándose con esta trágica escena. De inmediato dio aviso a las autoridades, quienes llegaron a realizar el respectivo levantamiento del cadáver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este anuncio publicitario se cerrará en segundos.