Opinión | La coalición para salvar a Colombia

Por: Samuel Gutiérrez

Llegó el 2021 y con ello las movidas políticas pensando en lo que se viene, elecciones legislativas y presidenciales en el 2022. A casi un año de las elecciones, las grandes personalidades de la política nacional comienzan a destapar sus cartas de cara a la ardua tarea que se viene.

La derecha y la izquierda analizan el panorama nacional detenidamente y usando sus estrategias, propias de sus ideales, como en un juego de ajedrez comienzan a mover inicialmente sus peones y uno que otro caballo a ver cómo va reaccionando el rival. No menciono el centro, personalmente no creo que exista, varios, tanto de derecha como de izquierda, por querer captar la mayor cantidad de votos posibles, disimulan haciéndose pasar como miembros de este, miembros de algo que no existe.

La meta la tienen clara, también las formas, el plan está andando. La izquierda prematuramente emprendió sus reuniones, y ni que decir su método que está más que claro. Desde el 7 de agosto del 2018 día de la posesión del presidente Iván Duque, a través de marchas, paros, desorden y cantidad de fake news, han hecho una oposición casi que rastrera, han atacado sin piedad a este gobierno, lo critican porque si o porque no, no importando el bienestar de los colombianos, sino siguiendo letra por letra su plan trazado. Gustavo Petro, Claudia López, Robledo, el camaleón Roy, el hipócrita de Benedetti, las Farc y su senador estrella Iván Cepeda, sumando a fecode; como aves de rapiña están siempre encima de la presa para despellejarla. Saben que el desprestigio de este gobierno es la caída de la imagen del político más importante en la historia de este país, Álvaro Uribe Vélez. Que el ex presidente paisa pierda imagen favorable es aire y subir un escalón más en su sueño, imponer en nuestro país el socialismo del siglo XXI.

Petro, Fajardo, Camilo Romero, Robledo, los herederos de Samper, De La Calle y Cristo, y las farc, hoy tratan de unirse para llegar a la casa de Nariño el 7 de agosto del 2022. Tarea difícil para ellos mismos, una unión ahora es casi que imposible, sus egos son más altos que los picos Colón y Bolívar.

Por otro lado, podemos observar en la derecha unos importantes líderes regionales, que, si se unen, tienen toda la chance de salvar al país de la hecatombe. Los ex alcaldes Alex Char de Barranquilla, Fico Gutiérrez de Medellín, Enrique Peñaloza de Bogotá, la ex gobernadora del Valle Dilian Francisca Toro, los ex gobernadores de Cundinamarca, Bolívar y Casanare, también suman a este gran grupo de excelentes dirigentes regionales, que salieron con altísimos índices no solo de popularidad, sino de cumplimiento en sus planes de gobierno. Prácticamente todo el país representado en ellos, ya iniciaron a reunirse y hablar sobre el 2022, asunto esperanzador, pues varios vemos con preocupación el asecho de la izquierda socialista que hambrientos de poder, están convencidos que en esta ocasión si será.

A este grupo de líderes regionales tenemos que sumarle el apoyo no menor de Uribe, quien ha puesto el actual presidente. Para nadie es un secreto que su imagen ha sufrido desgaste, que el presidente Duque no ha hecho mucho para impedir ello; pero no cabe duda, el apoyo y sabiduría del ex presidente será determinante en las próximas elecciones. También hay que sumar a este grupo el partido Conservador, que está a la espera de la razón de la Dra. Martha Lucia Ramírez, hoy vicepresidenta. Aparece el muy estructurado ex ministro Pinzón también. En cambio, dentro del partido Centro Democrático no hay un líder que emocione y una a las bases uribistas, el Ministro Holmes que en paz descanse era la mejor carta, al ya no estar realmente no hay con qué, con excepción de Tomás Uribe, este si emociona, une y lidera, pero sería un error ponerlo, ganaría sin problema una consulta en marzo, pero yo no creo que Char, Fico y compañía vean con buenos ojos lo que sería una imposición prácticamente, y no adrede por el expresidente Álvaro Uribe, sino por sus electores. Mejor que Tomás aspire al Senado, debe hacerlo, al igual que Oscar Iván Zuluaga y Andrés Guerra.

Difícilmente un presidente netamente uribista vuelva Colombia a elegir, pero la unión de estos líderes regionales más el apoyo de Uribe, podría salvar al país de la oscura noche. Fico o Char, para mí los que más chance tienen, no son netamente uribistas, pero sí de derecha, si demócratas, si creen en el libre mercado, en la libertad de culto, defienden nuestras instituciones. Que todos se vayan libres hasta marzo y se midan en una consulta, consulta en donde debe estar un candidato de MIRA y Colombia Justa Libre también. De ahí el ungido debe contar con el apoyo irrestricto de los que no ganen y de los que los apoyaron.

Hay que salvar a Colombia, la Colombia de bien, debe triunfar

Ojo, también es indispensable que el presidente Duque mejore, ojalá cambiara los asesores que tiene de imagen, ojalá el Ministro Molano la saque del estadio y le ayude mucho, ojalá los Ministros trabajen más, salgan más a medios de comunicación, trabajen más sus redes sociales, ojalá, repito, hay que salvar al país, y depende mucho también del presidente Duque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *