¡Ya era hora! Austeridad para los congresistas

Este as bajo la manga de dos congresistas del Centro Democrático, incluyendo a Macías, busca reducir el equipo de trabajo de los parlamentarios con el objetivo de no generar tantos gastos. Aparte del dineral que gana cada congresista, se pagan salarios de más de 13 millones de pesos a los asesores.

Dos proyectos del Centro Democrático buscan incentivar la austeridad disminuyendo el monto de dinero disponible para que los congresistas contraten su unidad de trabajo legislativo.

En línea con este planteamiento, miembros del Centro Democrático radicaron dos propuestas con la que buscan ajustar el cinturón de los congresistas al disminuirles los equipos de trabajo. Por ley, las unidades de trabajo legislativo (UTL) deben estar conformadas por máximo 10 empleados y/o contratistas y el valor del sueldo de toda esa planta no puede superar los 50 salarios mínimos legales mensuales. Pero en este momento hay dos proyectos, uno del representante Gabriel Santos y otro del senador Ernesto Macías, que buscan reducir este monto y por ende reducir las UTL de los congresistas.

Ambas propuestas, independientes entre sí, plantean que se establezca como tope máximo para todos los sueldos 30 salarios mínimos legales mensuales. Esto indudablemente implica una reducción de los equipos, pues ambos proyectos mantienen la escala salaria actual, que va desde los $2′633.409 (asistente I) hasta los $13′167.045 (asesor VIII).

Anualmente se gasta $147.470.904.000 para mantener a todos los equipos de trabajos de los parlamentarios colombianos, dinero aparte al que se destina para las cuentas de los Senadores y Representantes. A esta determinación se llegó aun cuando el 63,8% de colombianos no ganan más de un mínimo y apenas el 11,4% de la población gana más dos salarios mínimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *