Caos en Neiva tras conmemoración del 20 de julio

Lo que inició como una protesta pacífica en Neiva, conmemorando el 20 de julio, terminó en medio de disturbios, enfrentamientos y heridos. La policía aprehendió a varios menores de edad, mientras que cinco uniformados, resultaron con serias heridas. Por lo menor 200 encapuchados habrían generado la trifulca. 

Inicialmente en horas de la mañana las manifestaciones se desarrollaron de forma pacífica hasta el parque Santander, donde se generaron unos actos de provocación por parte de un grupo de encapuchados quienes irrumpieron de manera violenta la plazoleta de banderas de la Gobernación, donde fueron derribadas las vallas, bajando las banderas de Colombia, del departamento del Huila y del municipio de Neiva.

Luego de este saboteo en el centro de la capital del Huila, los encapuchados se dirigieron hacia su zona de concentración, el denominado ‘Puente de la Resistencia’ en donde realizaron el bloqueo de las vías. Allí permanecieron hasta las horas de la tarde.

Con el pasar de las horas, los ánimos se iban calentando, un grupo de encapuchados se dirigieron a la estación de servicio ubicada en la calle 26 con carrera 5, la cual, de acuerdo a información inicialmente recopilada, fue saqueada, siendo hurtados diferentes elementos, los cuales fueron esparcidos en la vía, afectando aún más el tránsito en la vía, y la seguridad vial de las personas que transitan por el lugar.

En vista a lo anterior, fue necesaria la intervención por parte del personal uniformado de la fuerza disponible y el ESMAD, la cual arrojó como resultado el traslado por protección de dos menores de 11 y 13 años de edad, los cuales, con personal de infancia y adolescencia y bienestar familiar, les fueron reestablecidos sus derechos ante un defensor de familia, iniciando el trámite de actuación correspondiente para ser entregados a sus padres.

Policías heridos 

Como consecuencia de la intervención y hechos vandálicos presentados, resultaron lesionados cinco uniformados, que fueron quienes llegaron inicialmente a atender y evitar estas acciones violentas contra este establecimiento de comercio.

Uno de los uniformados lesionados pertenece al Escuadrón Móvil Antidisturbios, quien se encuentra en estado delicado de salud, al presentar fractura en el maxilar inferior y trauma en boca y cara, producida por objeto contundente.

Otro de los uniformados adscrito a la fuerza disponible, quien fue atacado con una bomba incendiaria tipo Molotov, presenta quemadura de segundo grado en el tercio superior del brazo.

Los otros tres policiales presentan traumas en mano, antebrazo y miembros inferiores, producto de golpes con objetos, contundentes.

Así mismo, es de anotar que como consecuencia del uso indiscriminado de bombas incendiarias tipo Molotov por parte de los encapuchados, se presentó un incendio forestal con afectación a la cabecera de la pista del Aeropuerto Benito Salas, siendo controlado eficazmente por los bomberos asentados en la terminal aérea y bomberos de la ciudad de Neiva.

Esta situación generó una alerta a nivel de las operaciones aéreas, siendo restablecido el servicio a nivel del aeropuerto minutos después, una vez fue controlada la conflagración.

Recompensa 

Así mismo se resalta la captura de una persona de aproximadamente 35 años de edad, la cual será judicializada por los delitos de obstrucción de vías públicas, daño en bien ajeno y Lanzamiento de objetos o sustancias peligrosas.

La policía ha dicho que este mal comportamiento, fue protagonizado por lo menos 200 personas, quienes todo el tiempo lanzaron elementos contundentes, poniendo en riesgo la integridad de otras personas. Las autoridades ofrecen una recompensa de 100 millones de pesos, para quienes brinden información que permita dar con el paradero de estos sujetos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *