25 años para pasar de “humano” a ser “Satán”.

A través de procedimientos extremos, Michel Faro do Prado, de 44 años, y tatuador de profesión ha modificado su cuerpo con el firme objetivo de ser la llamada reencarnación, en imagen, del diablo en la tierra. El brasileño se han implado cuernos y se ha amputado algunos de los dedos de sus manos.

Con la meta clara de convertirse en el llamado Satanás en la tierra, gracias a su apariencia física, un hombre de 44 años ha transformado su físico de manera extrema con procedimientos como la amputación de los dedos anulares de sus dos manos, implante de cuernos y una resección de la punta de su nariz y de sus orejas.

El tatuador brasileño, identificado como Michel Faro do Prado, inició este proceso desde hace 25 años, cuanto tenía 19 años. Según el diario ‘New York Post’, Prado, es originario del municipio de Pai Grande, en Sao Paulo.

Y se ha establecido que la inversión para su transformación no ha sido poca, pues recientemente se hizo una operación para ponerse colmillos de plata, la cual tuvo una inversión de 1.000 dólares

Finalmente se estima que Faro do Prado es presuntamente es un miembro activo de su iglesia y no relaciona su aspecto físico con su religión, y a su iniciativa se suma el trabajo de Anthony Loffredo, nacido en Francia, quien también se ha realizado modificaciones similares a las de ‘Diablo Praddo’, solo que en vez de querer verse como satanás, busca parecer un extraterrestre.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *