Editorial | En Neiva, el diablo es el más venerado (episodio uno)

ADVERTENCIA. Onda Opita respeta todas las creencias, no obstante, nuestro trabajo es revelar la verdad detalladamente. USTEDES SABEN QUIENES SON. Hagan el amor y no la maldad.

ENTRADA. Ante miles de iglesias ciegas, sordas y mudas, con pastores y curas laicados más preocupados por el diezmo y la ofrenda de sus inocentes feligreses, alejados de la procesión santificadora y la evangelización liberadora, en las narices de sus templos blanqueados, el diablo hace fiesta y reparte hechizos, maldiciones, conjuros, mal de ojo, ataduras, vudú, estafas. Los maleficios son la causa más frecuente de posesiones o de males causados por el demonio. Pero este reino de maldad tiene su propio combustible: son ellos, elles y miles de mujeres desesperadas amantes y ‘movias’ de políticos, juristas, empresarios y gobernantes de la región que a diario desfilan con tabaco, sortilegios, muñecos, hierbas y mucho dinero para venerarlo.

LA BRUJA. Como el libro de German Castro Caycedo -La Bruja- cuya narrativa se desarrolla en Fredonia Antoquia; Neiva, merece un capítulo especial. Fredonia sonó en los rincones del planeta, no por su café especial o porque de allí es oriundo el famoso ícono publicitario del café colombiano, Juan Valdés, sino por la cantidad de mujeres dedicadas a la santería, preparación de brebajes y con poderes especiales. Mujeres a quienes describió con detalles y nombres propios el conocido escritor y periodista colombiano en su obra literaria. En Neiva, ellas están ahí, en medio de nosotros, practicando sus rituales y llenando sus bolsillos por cuenta de algun@s desesperad@s que quieren lograr su cometido. Como decían los abuelos: “no hay que creer, pero que las hay, las hay”. Y nosotros sabemos dónde se realizan estas prácticas.

ALERTA ESPOSAS FIELES. Nuestro medio periodístico portando la protección divina respectiva, penetró el territorio del ocultismo en Neiva y conversó directamente con el mismísimo diablo, quien gobierna en cuerpo ajeno a través de brujas y arpías. Los detalles de este diálogo tenebroso nos dejaron no asustados, sino sorprendidos, de la cantidad de ciudadanos víctimas y victimarios que hacen del hechizo y el maleficio un negocio millonario y vergonzoso. Ataduras para el amor triple X, ligas para soltar dinero desenfrenado, maleficios para alejar o acercar al amor, sortilegios para dormir o levantar el deseo, tabaco para ahogar las ganas de la pareja contraria, y hasta vudú para ganar la pelea entre una amante y otra.

COHERENCIA PORCINA. Como el diablo es puerco y le encanta la cizaña, nos describió con detalle sus seguidoras y seguidores (son más mujeres la verdad), muchas ancladas en el mundo de los negocios, la política y los gobiernos locales y el regional, devengando por su trabajo o por su maleficio. El carrusel es bastante deprimente ante tanta maleficencia que pretenden con 500 mil y hasta 10 millones de pesos, controlar la vida de hombres y mujeres que hoy ostentan poder y se creen los dueños del mundo, no por lo lindos, sino por su billetera. Ellos, ellas y elles, hacen parte del círculo diabólico que día a día como el gota a gota entran y salen de estos centros de brujerías, ante la mirada impávida de vecinos temerosos y otros cómplices.

LA CONSULTA POLÍTICA. Ahora que se acerca el confite electoral, también los poseídos por el demonio del poder se acercan a la sesión consultiva de su destino. Da risa porque ahí tenemos el nombre de algunos hombres y mujeres de bien, que utilizan el hechizo para encantar incautos prestos a cumplir el deseo de ser elegidos en las urnas. Un país, un departamento, una ciudad, una sociedad mojigata y sin escrúpulo que renunció a la fe, las ideas y a la razón, para defender los intereses colectivos y se quedó estancada en el oscurantismo y la idiotez del hechizo de la violencia.

ORACIÓN: “Que la fuerza del Dios omnipotente, en nombre de Jesucristo salvador, por intercesión de la Virgen Inmaculada, expulse a todos los espíritus inmundos (MOVIAS, AMANTES, MOVIOS), a todas las presencias que me molestan, que me abandonen inmediatamente, que me abandonen definitivamente y que se vayan al infierno eterno, encadenados por San Miguel Arcángel, por San Gabriel, por San Rafael, por nuestros ángeles custodios, aplastados bajo el talón de la Virgen Santísima Inmaculada”. Amén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *