River Plate sufrió por los enfrentamientos en Barranquilla

Por algunos minutos, el partido entre Junior y River Plate se detuvo a causa de los gases lacrimógenos, con los que el Esmad se enfrentó a los manifestantes a las afueras del estadio Romelio Martínez.

Todo se dio minutos después del gol de Miguel Ángel Borja (20′), cuando los gases afectaron principalmente a los futbolistas en cancha. Algunos se tiraron al suelo, mientras que otros buscaron aliviar el ardor en los ojos con agua. El técnico Marcelo Gallardo fue evidentemente uno de los más afectados.

“Era un momento complejo porque uno no se puede abstraer de lo que está pasando; nosotros sabíamos que íbamos a venir a jugar, intentamos que nos dieran las garantías necesarias. No es normal jugar en una situación tan inestable por lo que está viviendo el pueblo colombiano, no fue normal ni en la previa, ni durante el partido”, dijo.

Y agregó: “tienen que decir que se jugó en situaciones incómodas, con humo, con gases lacrimógenos y escuchando estruendos y estallidos afuera. Fue anormal en todo sentido y no podemos mirar para otro lado”.

Cabe recordar que miles de aficionados llegaron al escenario a protestar por la realización del compromiso de la Copa Libertadores, todo en medio de las protestas en marco del Paro Nacional.

La crisis en Colombia no se pudo esconder en la televisión internacional, durante el juego, el partido tuvo que suspenderse por unos minutos porque los futbolistas sintieron la crueldad de la crisis social colombiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este anuncio publicitario se cerrará en segundos.