Incendio controlado: Palermo muestra un semblante desolador

Cinco días de arduas labores completaron los organismos de socorro del Huila con el fin de controlar los incendios forestales que se presentaron en el municipio de Palermo. Las conflagraciones consumieron 1.500 hectáreas de vegetación y dejando calcinados centenares de animales.

 

Hacía mucho tiempo en el departamento no se presentaba una emergencia de este tipo. Los cerros Buenavista y Divino Niño ubicados en la parte alta del municipio de Palermo, se alzaron en llamas.

Esta emergencia inició el pasado viernes, desde ese momento hasta ayer en horas de la tarde, bomberos oficiales de esa zona, organismos de socorro de 10 municipios intervinieron día y noche, así como la Policía Nacional, Defensa Civil, Cruz Roja, comunidad, Alcaldía de Palermo, Ecopetrol, la Secretaría de Salud del Huila, CAM y el Delegado Departamental de Bomberos, trabajaron sin descanso para apagar los incendios que cada vez se extendían más y más.

 

Más de 100 personas intervinieron en este proceso que buscó preservar la fauna y flora, así como la protección de la población civil y los cerros afectados.

Cada labor que se hacía era fundamental, cada chorro de agua expulsaba los bomberos era importante para el control de esta emergencia. La Fuerza Aérea Colombiana participó con el Comando Aéreo de Combate NO4 con dos helicópteros HUEY II, con capacidad de Bambi bucket. Durante tres días se realizaron 40 descargas de agua, vitales para enfrentar los incendios forestales.

Esta emergencia acabó con miles de árboles, afectación de nacederos y terminó con la vida de centenares de animales, quienes en medio de las llamas terminaron calcinados, como por ejemplo iguanas, conejos, lagartos, zarigüeyas, serpientes y zorros y demás especies endémicas que habitaban en estos cerros.

Aún no se sabe qué pudo haber ocasionado esta situación, pero según versiones preliminares de las autoridades, estos incendios pudieron haber sido generados por inescrupulosos de la zona, con el fin de apropiarse de estos terrenos.

Pero lo que no se percataron estas personas, sería la gran afectación que le generarían al medio ambiente.

De acuerdo al último reporte enviado por la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, en el cerro Buena Vista, 1.260 hectáreas de terreno se vieron perjudicadas por el controlado fuego. Allí 11 nacederos fueron afectadas, y más de 500 hectáreas fueron salvaguardadas por los uniformados.

El panorama en el cerro Divino Niño no es tan trágico como el anterior, pues ahí sólo 250 hectáreas lograron ser consumidas por las llamas.

Luego de esto, es difícil para la región recuperarse del daño ambiental generado en estos dos cerros. Las especies de animales que habitaban este lugar, migraron huyendo de las llamas, y es complejo que nuevos árboles vuelvan a tener vida en estos terrenos.

Aunque el Ideam ya había dado alertas sobre esta emergencia en Palermo, municipios como Baraya, Colombia, Palermo, Aipe, Neiva, Tello, Villavieja, también pueden presentar estos incendios forestales en cualquier momento, según ha dicho esta entidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *