Nueva víctima mortal ante negligencia de Medimás

Dos años permaneció la señora Teresa Guerrero Bermeo a la espera de una atención rápida y efectiva frente al caso de un tumor, el cual cubría gran parte de su rostro. Falleció siendo una víctima más frente a la negligencia de Medimás.

A sus 70 años, la señora Teresa Guerrero, si se imaginó que su vida dependería sólo y únicamente de una EPS. En el mes de marzo de 2019, esta huilense, quien permaneció radicada los últimos meses de su vida en Pitalito, empezó a notar unas manchas rojas del tamaño de un botón en su rostro, situación que rápidamente con el pasar de los días, se fue empeorando.

En el mes de abril, un mes después de la aparición de estas sospechosas manchas en el rostro, se determinó que la señora Teresa tenía un tumor cancerígeno en su cara, el cual llegó a desarrollarse en menos de 4 meses, adquiriendo un tamaño igual o superior a una pelota.

Junto con sus hijos, Ydelber Bermeo, empezó a circular por las principales ciudades del país, como Bogotá, Cali, Popayán, en busca de ser atendida e intervenida por Medimás.

Así pasó un par de meses, de un lado para el otro, recibiendo mensajes y correspondencias, negligentes, de la EPS.

El caso de esta abuela, fue dio a conocer en diferentes medios de comunicación a nivel nacional, exponiendo la gravedad del asunto y haciendo presión, todos unidos para ayudar a la señora Teresa.

El tumor estuvo a punto de ser intervenido quirúrgicamente en la ciudad de Cali, pero se quedaron a la espera de la aprobación de Medimás, pues siendo una operación de alto riesgo, y con una gran inversión, fue imposible obtener la aprobación de la entidad para este procedimiento, asegurando según ellos, médicos especialistas no corresponderían a esta operación debido a la complejidad.

Debido al avanzado estado en el que se encontraba este tumor, Teresa Guerrero perdió la visión en su ojo izquierdo.

En las últimas horas, esta mujer, guerrera, perdió la batalla contra el cáncer, pero sobre todo contra su EPS, a quien hasta el último momento de su existir, le insistió a Medimás ayuda para controlar su enfermedad.

La entidad ante esta triste noticia, reportó un boletín de prensa, en donde se expone, según ellos, siempre estuvieron dispuestos

“Es triste lo que pasó con mi madre, estuvimos siempre con ella, es triste saber que la vida de una persona, dependa de una entidad de salud, casos como el de mi madre, que han perdido la vida, son muchos los que Medimás tiene encima” aseguraron con nostalgia familiares de doña Teresa.

Esta humilde señora, laboró en la plaza de mercado de Pitalito, para sacar adelante a sus hijos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *