Lo último!Medio AmbienteRegional

Avistamiento de Osos de Anteojos en el Huila

El segundo semestre del año, parece ser la época indicada para la reproducción y celo del Oso de Anteojos en el Huila, por eso, las recomendaciones hacia la comunidad por parte de las entidades como la CAM, es de no agredir a esta especie y reportar a las autoridades su aparición.

Numerosos registros de Osos de Anteojos se vienen presentando en el departamento del Huila. La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM ha recepcionado y atendido reportes de avistamientos de esta importante especie amenazada en los municipios de Garzón, Guadalupe, Neiva, Íquira, Teruel, Pitalito, San Agustín y el más reciente registro que se logró en la localidad de Santa María.

La oportuna información de la comunidad de la zona rural de este municipio, permitió que se realizara la visita técnica por parte del Grupo de Monitoreo Áreas Protegidas de Santa María Huila APSH y el equipo técnico de la CAM, quienes en desarrollo de esta jornada de campo se encontraron de frente con dos osos adultos, que deambulaban por las montañas del noroccidente del Huila. Uno de los osos ante el sorpresivo encuentro, trepó al árbol más cercano y el otro se dirigió de manera tranquila hacia el interior del bosque.

Época reproductiva

Katherine Arenas, bióloga de la CAM expresó que, “para esta temporada del año los machos empiezan la búsqueda de su pareja, por eso recorren grandes distancias, para luego iniciar con el cortejo, durante estos recorridos es muy fácil que se puedan ver caminando los Osos de Anteojos cerca al casco urbano”.

“Fue realmente una aventura, ir tras las huellas del Oso de Anteojos se ha convertido en una pasión para los integrantes del grupo de Monitoreo APSH, siempre buscando el mejor punto para instalar cámaras trampa y lograr observarlos a través de esta técnica” Sostuvo Eduar Laguna, representante del Grupo de Monitoreo APSH.

La especie

El Oso de Anteojos (Tremarctos ornatus), habita bosques húmedos o de Niebla y pastizales; los machos pueden medir entre 1.5 a 2 metros de longitud cabeza-cuerpo, y puede pesar hasta 175 kg, siendo las hembras aproximadamente las dos terceras partes del tamaño de los machos pesando entre 64 a 82 Kg. De pelaje   largo y espeso de color negro, en algunos casos marrón o rojizo, con machas claras de tono amarillento o blanquecino en el rostro y parte del pecho.

Las manchas en rostro y pecho permiten su diferenciación, ya que son características de cada uno y funciona como una “huella digital”. Su importancia ecológica radica en que actúa como dispersor de semillas, así como un importante trasformador del bosque, pues al derribar arbustos y ramas para alimentarse, posibilita los mecanismos de renovación del bosque, afectando directamente procesos de sucesión vegetal.

 

 

Rubén Malpica

Comunicador Social y Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este anuncio publicitario se cerrará en segundos.