Opinión | “A salir de la sombra”.

Hablar de los ausentes es un acto de total descortesía, por esa razón solo nombraré al profesor Santa, para desearle éxitos a donde quiera que el destino lo lleve. A pesar de no ser hincha de Atlético Huila, es obvio que sienta dolor y desaliento con la actualidad del club de la tierra que me vio nacer.

La situación y actual panorama del equipo es desalentador, el juego se aleja cada vez más del fútbol que nos llevó a dos bicampeonatos en temporadas anteriores. Algunos de los jugadores en las últimas presentaciones del conjunto, parecían actuar solo por cumplir con sus obligaciones contractuales, y las directivas del Club, con el respeto que me merece el señor Patarroyo, solo tomaron una actitud silenciosa y desentendida.

Esta temporada fue una de las peores de la historia del onceno opita, el fantasma del descenso es una realidad con la que el próximo año los auriverdes de la capital bambuquera tendrán que luchar si su deseo no es sucumbir en una categoría B, en donde se encuentran sepultados algunos grandes e históricos del fútbol colombiano.

Como si fuera un episodio cómico dentro de la tragedia grecorromana, ahora la luz del atlético Huila la encontraron detrás de su “sombra”, luego de una larga búsqueda y un prolongado silencio por parte de las directivas del equipo, estos señores ratificaron a quien estuvo a cargo de las estrategias del onceno por solo tres jornadas; Oswaldo Duran fue el elegido.

“La sombra” como es reconocido el ex arquero del Once Caldas en la década de los 80, es el mismo que logró un subcampeonato nacional dirigiendo el equipo juvenil de Atlético Huila el año anterior; este mismo señor, tuvo el privilegio de integrar el cuerpo técnico de Ricardo Lavolpe en uno de los más grandes equipos suramericanos como lo es Boca Juniors de Argentina, el mismo que ahora cuenta con la venia de la comisión directiva del conjunto opita.

Como dijo el gran “filósofo” Maturana, perder es ganar y eso esperamos todos los huilenses luego de esta temporada bastante amarga; -que las directivas hayan aprendido de esta oscura experiencia-. Que el Dr. Patarroyo y los demás socios, incluyendo las entidades públicas que se interesan en aportar, se metan la mano al dril y sepan invertir consolidando una nómina competitiva para este próximo semestre Liga 2 y en donde hay que recuperar el terreno perdido.

Hoy “la sombra” es llamado a traer luz.
Profe esperamos que actuando usted como director técnico en propiedad del onceno opita, sepa con mucha responsabilidad y sapiencia darle la oportunidad a alguno de estos muchachos que día a día luchan con hambre y sed por un sueño y a quienes usted mismo alguna vez dirigió, solo así podremos oxigenar la nómina del club y encontrar el equilibrio entre juventud y experiencia. ¡Buen viento y buena mar!

Posdata: “un saludo especial a la gente de Alta Tensión Sur, hinchada oficial del glorioso Atlético Huila, quienes con pasión siguen al equipo en las buenas y malas”.

Por Andrés Felipe Guerrero Chávarro
@PipeGuerreroCh

Andrés Felipe Guerrero Chávarro

Neivano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *