Las víctimas de las Farc-EP le proponen un plan de reparación a la JEP en Huila

Al cumplirse 18 años de la toma por parte de las Farc-EP del corregimiento de San Adolfo (Acevedo), en Huila, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) participó de un diálogo entre las víctimas y los comparecientes de las extintas Farc-EP para construir un plan de reparación que sea restaurativo y que promueva la reconciliación y la convivencia pacífica en esta región, afectada por décadas por el conflicto armado.

Jairo Motta Castaño, párroco de San Adolfo, víctima del conflicto armado, aseguró que con la comunidad han pensado varias medidas reparadoras. Entre ellas, que “San Adolfo sea reconocido como un municipio y que se construya un hospital para reparar todo el daño psicológico por el que todos estamos atravesando. También hemos pensado en otras medidas que esperamos presentar ante el Sistema”.

Este es el primero de muchos encuentros en los que la JEP, a través de su Secretaría Ejecutiva, busca la dignificación de las víctimas y el compromiso con el esclarecimiento de la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición.

Se espera que este tipo de actividades y diálogos entre las víctimas y los comparecientes de las antiguas Farc-EP, culminen con un plan piloto de reparación que sea restaurativo y que logre resarcir los daños causados a las víctimas de San Adolfo, Huila.

Una vez este plan sea certificado por la Secretaría Educativa de la JEP, “están en proceso de certificación los reconocimientos tempranos de responsabilidad en Anorí (Antioquia) y en San Pablo (Bolívar). Igualmente, se ha considerado este tipo de reconocimientos en el caso de los estudiantes de la Universidad Pegagógica que fueron asesinados en el 2001 en el Parque Nacional Puracé”.

Ahora San Adolfo (Huila) da el primer paso para comenzar un proceso en el que las víctimas, en diálogo con los comparecientes de las extintas Farc-EP, podrán construir un plan de reparación para ser dignificadas.

Los TOAR pueden ser procesos de alfabetización, de construcción de insfraestructura comunitaria, sustitución de cultivos de uso ilícito, descontaminación de minas antipersonal, recuperación de cuencas, entre otras medidas, que se tienen en cuenta como reparadoras por parte de la JEP.

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *