Herminzo Ramírez, un hijo de Vegalarga que busca llegar al Concejo de Neiva

Comparta

Este vegalarguno quiere volver al Concejo de Neiva. Ya hizo parte de la corporación para el periodo 2004-2007, pero amenazas en su contra lo obligaron a salir del país.

Neiva es un municipio donde el sector rural representa más del 90% del territorio, siendo la zona oriente fundamental para los habitantes de la ciudad. Allí nace el río Las Ceibas y demás afluentes hídricos que proveen el preciado líquido a los neivanos. Además de ser rica en fauna y flora, es considerada la principal despensa agrícola de Neiva. Desde allí se provee el 40% de los alimentos para los opitas, siendo Vegalarga el epicentro de esta zona, un corregimiento cuna de grandes líderes como Jorge Villamíl Cordovez, un territorio rico en cultura y con gran capacidad productiva, pero sin dolientes en los escenarios políticos.

Herminzo Ramírez Olaya, es un emprendedor opita, único en producir bocadillo de plátano. Este profesional, nacido y criado en Vegalarga decidió aspirar al Concejo de Neiva porque quiere hacer parte de la transformación de la ciudad y del campo, en especial de Vegalarga, su tierra natal.

“Soy de Vegalarga, tuve la opción de salir a Neiva a estudiar, después tuve la oportunidad de ir a la universidad pública, lo que me permitió trabajar en diferentes empresas del sector oficial y privado, también en la academia, fui concejal de Neiva para el periodo 2004-2007, pero tuve que salir del país por problemas de seguridad y regresé a trabajar por mi ciudad, quiero a Neiva, quiero a Vegalarga y no me quiero morir sin ver la vía a mi pueblo pavimentada, quiero sumarme apoyando a todos los vegalargunos que han venido trabajando en pro de esta causa”. Manifestó ‘mincho’ como es conocido.

Hermizo ya había sido concejal de Neiva, desde allí dio la pelea por la zona rural, haciendo fuertes debates sobre el presupuesto, especialmente en el área rural que fue disminuido en el periodo de Cielo González Villa. “Trabajé duro por el sector rural, por la recuperación del Colegio Santa Librada, apoyé desde luego varios proyectos de la alcaldía que eran necesarios para los neivanos y denuncié actos de corrupción que me trajeron problemas de seguridad y me obligaron a salir del país.” Puntualizo el hoy aspirante al cabildo local.

Vegalarga no ha tenido dolientes en el Concejo, la falta de un vocero desde la corporación hacen de esta zona, un territorio olvidado sin mayor inversión de los gobiernos de turno. “Yo no acepto que Vegalarga tenga que mendigar apoyos, vías, recursos, este pueblo representa mucho para la ciudad y ha estado marginado” dijo Herminzo.

“No me quiero morir sin ver a Vegalarga como un sitio a donde la gente vaya los domingos a comprar su mercado hasta allá, con una vía pavimentada y en paz. Quiero que sigamos trabajando por la paz, por la educación y la salud rural y no solamente por Vegalarga, por Piedra Marcada, Ahuyamales, por toda esta gente que sufre el olvido de las instituciones y de nuestros gobernantes” Agregó muy sentido ‘Mincho’ Ramírez.

Mincho, quiere llegar al Concejo a liderar serios debates, pero quiere ser el concejal de la población rural. “La zona oriente por donde la miremos produce en la agricultura, en lo cultural, hay corregimientos que tienen progreso, solo que lastimosamente no nos hemos unido para sacar adelante a uno de nuestros líderes y empoderarlo para que de la pelea en los escenarios públicos. Ojalá quienes abanderamos el sector rural pudiéramos unirnos y apoyar a uno o dos candidatos” Conluyó Herminzo Ramírez.

Herminzo Ramírez Olaya, es candidato por el Partido Verde con el número 4, movimiento político del que hace parte desde su fundación y desde donde busca llegar a la corporación municipal a seguir dando la pelea por los neivanos, en especial por la zona rural y su querida Vegalarga.

Comparta

Erik Puentes

Periodista CPH. Director editorial de Onda Opita.

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *