Militar que perdió la vida en show aéreo, tenía un mal presagio

Comparta

El padre del uniformado Jesús Alcides Mosquera, quedó molesto por la irresponsabilidad de los superiores de su hijo, quienes, al parecer, no les importó que él no quisiera ir al evento de la Feria de las Flores en Medellín.

En la soga donde iban los comandos Jesús Alcides Mosquera y Sebastián Gamboa Ricaurte, hubo corte, según el General Ramsés Rueda Rueda comandante de las FAC. Los investigadores están estableciendo qué elemento cortó la cuerda “tenemos como un hecho cierto que esta cuerda no se desprendió del helicóptero, esta sufrió una ruptura o un corte”; agregó el alto oficial.

Hay una hipótesis adicional que existe, la cual es la aparición de un objeto extraño que pasa de manera rápida generando sospecha entre los forenses, así quedó evidenciado en el video que circula por las redes sociales, y que fue grabado por un aficionado, quien presenciaba el evento. Es por eso que les corresponde analizar técnicamente para esclarecer este accidente. El objeto del que hablan las autoridades cruza después que se suelta  la cuerda y esta ya se ha desprendido, de igual manera, todo será materia de investigación.

“Hasta dónde tenemos información, los protocolos de seguridad se establecieron, sin embargo, el ejercicio ya se ha hecho antes para salvar vidas o filtrar hombres en operaciones ofensivas”. Agregó el comandante de las FAC.

Mientras tanto, los familiares de las víctimas esperan los cuerpos para darles cristiana sepultura, sin embargo, el padre de Jesús Mosquera manifestó que su hijo no quería ir a esa demostración en la Feria de las Flores. Impotencia es lo que sienten estas familias que perdieron a sus seres queridos. “Me arrancaron una parte de mi ser, tengo rabia porque él no quería ir, entonces por qué lo mandaron, que alguien me explique”, dijo el padre del comando Mosquera.

Aseguró que su hijo, siempre hacía esos ejercicios pero justo ese día, el 11 de agosto, su hijo tenía un mal presentimiento de que algo iba a suceder y dijo que eso tiene que quedarles claro a los comandantes del suboficial. “Con tanta tecnología que hay vigente a esta altura de la vida, no se justifica que manden a dos seres humanos a esa misión”.

Algunos amigos y conocidos de los dos uniformados manifestaron que ellos murieron como héroes, porque ellos nunca soltaron la bandera demostrando el compromiso por la patria. Cuando llegaron sus compañeros para auxiliarlos, quedaron impactados con esa imagen y lo reflejaron en sus expresiones corporales, faciales y emocionales. Los cuerpos serán  enviados a Cundinamarca y al Chocó, de donde son oriundos estos comandos.

 

 

 

 

 

 

Comparta

Rubén Malpica

Comunicador Social y Periodista

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este aviso se cerrará en seg.