“EL alcalde de Neiva, dijo que el humedal era un basurero” Leyla Rincón

Comparta

El humedal “El Chaparro” lentamente está siendo absorbido por las Macrófitas y por la indiferencia de la administración de Rodrigo Lara.

 

La comunidad de la zona oriente de Neiva, lucha por mantener con vida el humedal El Chaparro, —reserva natural de la capital huilense— quienes durante varios sábados han adelantado jornadas de ornato en este lugar, donde ha sido mínimo el acompañamiento por los entes responsables de velar por el medio ambiente, como lo son La CAM, la Secretaría de medio ambiente y otros.

De esta manera, los ambientalistas persisten con la limpieza del humedal porque ellos, quieren dejar este lugar para las nuevas generaciones, pero todo parece indicar que el alcalde Rodrigo Armando Lara, no le importa lo que suceda con estos lagos, lagunas y ríos que nacen en la comuna 10 de la capital huilense.

“Yo he invitado varias veces al alcalde Lara, con la intención de que se de cuenta lo bonito de este lugar, la respuesta que dio la última vez que le dije, fue, eso es un basurero, lleno de escombros y se presta para consumir alucinógenos” Expresó Leyla Rincón, concejala de Neiva, refiriéndose al mandatario.

Las urbanizaciones se vienen acercando a pasos agigantados al “Humedal”, lo que representa una amenaza para este ecosistema, poniendo en riesgo su existencia y con ello las especies que allí habitan; sin embargo, los habitantes y ambientalistas hacen un llamado urgente a los candidatos a la alcaldía de Neiva, para que en el próximo periodo quede establecido en el POT, un blindaje sobre este humedal y otros que existen en la capital huilense.

“Nosotros estamos haciendo esto porque nos nace, nadie ha venido a colaborar, solo los que estamos acá. Los de la Policía vinieron hace ocho días un rato, pero ya hoy ni se asomaron, así mismo los de la CAM” Indicó Ana María, ambientalista de la comuna 10.

El mensaje que envían las personas abanderadas, es a las autoridades ambientales y a la empresa de aseo para que ayude a recoger las plantas y algas, que han sido extraídas del lago y que han sido apartadas a un costado del humedal, pero lo que le preocupa a estas personas, es que estas macrófitas vuelven a cobrar vida, así hayan sido arrancadas de raíz.

La capital huilense y el departamento son muy ricos en fuentes hídricas, en Neiva, la comuna 10 es la que más tiene nacederos de agua, por eso la importancia de mantener estos ecosistemas que sirven para disminuir las temperaturas de la ciudad y además de emitir una aire puro y fresco.

 

 

 

Comparta

Rubén Malpica

Comunicador Social y Periodista

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *