Opinión | Cuatro siglos de historia y un cumpleaños reciente.

Hoy nuestra amada ciudad, mi pueblo natal está de fiesta. Se celebra su aniversario número 404 desde que se fundara por tercera vez, o más bien el número 60 desde que se oficializara este día como la fecha de su fundación definitiva, pues la historia de nuestra ciudad no fue del todo clara en sus primeros siglos de vida. Solo hasta hace 61 años el Centro Cultural del Huila, hoy Academia Huilense de Historia se pronunció al respecto.

Anteriormente y hasta hace algunas décadas se homenajeaba a nuestra ciudad el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción y fecha de su primera fundación, celebración que desvirtuaba y enterraba de a poco la historia del último nacimiento de nuestro pueblo. En 1955, la Academia Huilense de Historia aseguró su fecha, 24 de mayo; tras terminarse algunas investigaciones en las que fue consultada el acta de constitución de la ciudad, en el archivo de Indias en Sevilla (España).

El valle del Magdalena fue descubierto por don Gonzalo Jiménez de Quesada, quien en su momento le llamó Valle De Las Tristezas, año de 1538, pero fue Sebastián de Belalcazar quien posteriormente lo nombraría Valle de Neiva y quien enviaría desde Santafé al capitán Juan De Cabrera con la misión de fundar un sitio de descanso y aprovisionamiento en medio del valle del Magdalena, dispuesto para los mercaderes que recorrían el camino que formaba la ruta Quito – Popayán – Timaná – Santafé. La misión se materializó en un lugar muy cercano al hoy municipio de Campoalegre a orillas de Río Neiva, una fundación efímera en 1.539, ya que un año después tuvo que ser despoblada por el mismo capitán Cabrera para ir en auxilio de Timaná que era asediada por los nativos. En 1546 Hernando de Benavente, acompañado por Luis Mederos, repoblaron a Neiva, esfuerzo que terminó igualmente en vano. Esa primera constitución tuvo una duración de once años (hasta 1.550), al ser destruida finalmente por los indios.

Llegaría una segunda fundación en donde hoy se localiza Villavieja; para la época, territorio de indígenas Totoyoes bajo influencia de tribus Pijao y Paeces. El 18 de agosto de 1550 nacería San Juan de Neiva, fundada por don Juan Alonso, pero 19 años después, en 1.569 cerca de 30.000 indígenas pijaos embistieron la ciudad y la destruyeron. Ataque del cual logró reponerse.

En 1612, luego de que se nombrara Gobernador de la Provincia al capitán don Diego de Ospina y en nombre del rey Felipe; bajo la advocación de Nuestra Señora de la Limpia Concepción del Valle de Neiva, Ospina trasladó la ciudad al sitio que hoy ocupa y al antiguo poblado de San Juan de Neiva le otorgó, para distinguirlo de la nueva ciudad, el nombre de Villavieja.

La fundación de Neiva por parte del Gobernador de la Provincia, don Diego de Ospina y Medinilla, se cumplió con la formalidad de la época, tal como lo expresa dicho acta que tardíamente permitió que hoy celebremos nuestra historia. Un cumpleaños reciente que se estaba enterrando por el desconocimiento de nuestros antepasados o por la tradición de celebrar este día en la fecha equivocada. Es entonces desde hace de 60 años (1956), tras encontrarse en los archivos de Indias en Sevilla España, el acta de fundación de Neiva, que se celebra oficialmente el día de la neivanidad. 24 de mayo de 1612. Fecha que ha sido ratificada por la Academia Huilense de Historia en sus diferentes investigaciones y escrituras. Hoy le debemos a nuestra calurosa ciudad muchos años de festejo, y con agrado cada 24 de mayo tenemos la obligación de decirle con fuerza, 4 o 5 veces, ¡Feliz Cumpleaños Neiva!.

Por: @ErikPuentesE

Erik Puentes

Director ONDA OPITA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *