A reformas políticas y electorales, no les fue bien el primer año legislativo

De 56 iniciativas relacionadas con reformas políticas, electorales y de corrupción, solo cuatro avanzaron en el primer año legislativo del actual Congreso de la República.

Basados en un informe dado por la Misión Observadora Electoral —MOE— se estableció que en el periodo legislativo 2018-2019 (primer año) del actual Congreso de la República, se radicaron 56 proyectos de ley que buscaban gestionar reformas político-electorales y medidas contra la corrupción, participación ciudadana y diseño institucional.

Así las cosas, en el primer periodo legislativo, los congresistas estudiaron iniciativas que ondan los siguientes ejes temáticos: reforma política y electoral, financiación y escisión de partidos políticos, coaliciones, medidas en contra de la corrupción, audiencias públicas presupuestales, conflicto de intereses.

Sumando temas de gobernaciones, circunscripciones Transitorias Especiales de Paz, participación de los jóvenes, reforma a la Ley de garantías, delito político y delitos conexos, participación en política de servidores públicos, cabildeo, violencia política contra las mujeres, juzgamientos aforados, reforma a la justicia, participación ciudadana, revocatoria de mandato y jurados de votación.

Estado actual de los proyectos

El estado actual de los 56 proyectos que se han tramitado se clasifica en: retirados, acumulados, en trámite y archivados. Tras esta división, como dato clave se tiene que se aprobaron 4, se anularon 3 y se archivaron 41.

Las tesis aceptadas fueron: segunda Vuelta Alcalde de Bogotá, delitos conexos, conformación de áreas metropolitanas y rendición de Cuentas.

Se hundieron proyectos de relevancia político electoral como la Reforma Política, la Reforma a la Justicia, las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz y la modificación de procedimientos electorales.

Por su parte, de las líneas planteadas referente a la Consulta Anticorrupción, 6 fueron archivadas, 1 aprobada y 2 hacen tránsito a la siguiente legislatura.

De esta manera tenemos que el primer periodo de sesiones legislativas que se vivieron en el Congreso de la República, estuvieron marcadas por una agenda de reformas políticas-electorales y de corrupción, que prometía una modificación del ejercicio de control, financiamiento y representación efectiva en el poder político, destacando que por estos días el país se mueve bajo una agenda electoral.

 

Laudy Ordoñez Torres

Comunicadora social y periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *