El periodismo dice: ¡Gracias! Edgar Artunduaga Sánchez

Reconocimiento y admiración profesional, es lo que logró generar el periodista de grandes medios de comunicación cómo Caracol, RCN, Todelar, Radio Santa fe, Kienyke.com, Diario del Huila y Huila Estéreo, durante más de 40 años en el ejercicio.

 

Con 65 años de edad, la voz opita del periodismo crítico, investigativo y frentero del departamento del Huila, marcó un legado informativo que trascendió generaciones, y cambió la forma de conocer las noticias en la región. Permitiendo que cada persona que escuchara a Edgar Artunduaga, pudiera entender la realidad de los sucesos, la verdad fundamentada con argumentos y lo que era obligación informarle a la gente.

Lamentablemente esa voz, dueña de la emisora Huila Estéreo y de columnas informativas en Artunduaga Noticias, su página web; se apagó el pasado 25 de junio en la clínica ESE Carmen Emilia Ospina de la capital huilense, causado por un infarto agudo de miocardio, después de haber sido diagnosticado como hipertenso, insulino dependiente y propenso a sufrir de un accidente cardiovascular.

Según César Alberto Polanía, médico de la clínica; Artunduaga ingresó a la sala de reanimación del centro de atención Las Palmas, sobre las 6:15 de la mañana sin signos vitales, pulsos carotídeos ni periféricos, frialdad distal, cianosis en la cara y ausencia de reflejo corneal. Por lo que de inmediato se le realizaron las maniobras de reanimación, sin tener una respuesta vital del paciente.

Diferentes personas, amigos y medios de comunicación locales y nacionales lamentan el fallecimiento del también exsenador de la república entre los años 2002 y 2006. Quienes aseguran que se ha ido un gigante de la noticia en el periodismo de Colombia.

Gracias, por tantos años de entrega a la información y verdades reveladas que aunque causaron polémica en el país, abrieron los ojos de muchas personas indiferentes a lo que pasa en el departamento y país. Su restos mortales serán llevados a la catedral de la ciudad de Neiva, para luego cremarlos en Jardines del Paraíso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *