Mantenimiento de los camiones vactor, huele a detrimento

Comparta

La inoperancia gerencial en Empresas Públicas de Neiva y la falta de planeación, tienen a la ciudad con las calles llenas de inmundicias. Mientras las alcantarillas colapsan por las lluvias, los camiones vactor que realizan el mantenimiento preventivo y correctivo de esta red, cumplen nueve meses inservibles por falta de un mantenimiento eficaz.

Neiva tiene dos camiones vactor de placas OWI 506 (viejo) y OWI 617 (nuevo) que realizan el mantenimiento a la red de alcantarillado, principalmente en tiempo de lluvias cuando esta colapsa, siendo una de las causas que motivan a usuarios a llamar a EPN; solicitud que es ignorada, pues no hay cómo atender una emergencia de etas, como les ocurrió la semana pasada a los habitantes del barrio La Libertad que tuvieron que aguantar la fuga de aguas negras y los malos olores por más de una semana.

Aunque en ocasiones EPN ha hecho presencia con un vactor, este no presta ningún servicio, debido a que los sistemas de succión y presión no sirven y finalmente los obreros tienen que destapar las alcantarillas con sondas.

El contrato de mantenimiento

Para esta vigencia 2019, no se ha firmado aún, ningún contrato de mantenimiento. El último en ejecutarse fue el contrato de suministro No. 141 de 2018, suscrito el 27 de febrero de 2018 entre Las Ceibas EPN y Sandra Yanet Díaz Jiménez, representante legal del establecimiento Distrirepuestos por valor de $200’000.000, cuyo objeto era prestar el servicio de mantenimiento integral, preventivo y correctivo, con suministro de repuestos, mano de obra, llantas, filtros, y lubricantes para los vehículos, maquinaria y equipos al servicio de Empresas Públicas de Neiva E.S.P; sin embargo, los camiones vactor no recibieron el mantenimiento adecuado durante la vigencia de dicho contrato.

Más plata para mantenimiento

Al contrato 141 de 2018 se le hizo otro SÍ el 03 de diciembre de 2018, por valor de $93’700.000 y quince días más de plazo. Según este, aparecen relacionados los item: cambio de un hidro-motor, corrección de fuga de inyectores, cambio de turbina de 38” de diámetro, canastilla sellado de balón tanque de lodo, tubo metálico de 8” sistema de succión, entre otros…

La Denuncia

Onda Opita ya había denunciado el 07 de noviembre de 2018 la inoperatividad de estos camiones, recibiendo en esa época como respuesta de EPN, unas fotos donde se veían los dos vehículos rodando por las calles de Neiva. Las evasivas de Gloria Enid Perdomo y sus secuaces, dan a entender que algo han querido esconder en este contrato, pues con la adición de más de 93 millones de pesos para repararlos y en donde según la cláusula quinta de este, los ítem para arreglar los dos vehículos vactor, solo suman $42’654.000, aclarando que estos carros se encuentran bien mecánicamente, pero la falla se centra en el sistema de presión y sistema de succión, característica principal de estos automotores. Hoy, los carros siguen varados y en el taller. Según conoció este medio, estaría próximo a firmarse un nuevo contrato, donde se pagaría de nuevo, al parecer, por hechos ya cumplidos.

Complacencia de las Ceibas EPN

La inoperancia administrativa, la permisividad y complacencia de quienes dirigen la empresa de los neivanos, ha conllevado a que el contratista con tranquilidad, se tome todo el tiempo para realizar el mantenimiento a estos carros. Aunque actualmente no hay un contrato vigente, los dos camiones se encuentran en el taller de Distrirepuestos, esperando a que supuestamente lleguen los repuestos que necesitan para repararlos. Turbinas dañadas y falta de mantenimiento de sus motores tienen el OWI 617 fuera de operación, mientras que la situación del camión OWI 506 es mucho más grave.

Desde la supervisión, a cargo de Yolanda Trujillo Andrade, no se ha documentado ningún tipo de exigencia por parte de EPN. Pero estos, no son los únicos vehículos de EPN que esperan atención mecánica; en Planta Kennedy, retroexcavadora, el compresor de demolición llevan meses paralizados esperando el respectivo mantenimiento. A la fecha, prefieren alquilar maquinaria de contratistas cercanos a la empresa, que reparar la del municipio.

En la liquidación del contrato, firmada por Gloria Enid Perdomo (Gerente EPN), Sandra Yaneth Díaz (contratista) y Yolanda Trujillo (supervisora), aparece ejecutado un total de $293’700.000, donde el último pago fue de $93’725.500. ¿En qué se gastaron los otros $51 millones de la adición?

¿Inexperiencia del contratista?

Según ha conocido este medio de comunicación, el contratista, que tiene en sus talleres los dos vehículos, uno al que por séptima vez le han bajado la bomba principal del sistema de succión y el más nuevo, al que intentan repararle las turbinas y uno de sus motores, carro que hace quince días salió del taller y apenas duró medio día operando porque de nuevo volvió a dañarse, quedando en evidencia la inexperiencia de este contratista y la improvisación de EPN. Mientras algún día logran reparar estos camiones vactor, la ciudadanía opita le toca aguantarse los malos olores y untarse de inmundicias en las calles de la ciudad.

 

Comparta

Erik Puentes

Director Onda Opita.

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este aviso se cerrará en seg.