Descontrol en la facturación de ICETEX en el Huila

Comparta

Titulares de créditos con el ICETEX en el Huila, denuncian cobros absurdos y facturación errónea por parte de esta entidad.

Infortunados los usuarios del Instituto de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (ICETEX) de la zona centro del país, especialmente los del departamento del Huila, que desde hace más de 8 meses conviven con las faltas supuestamente del sistema de facturación y con ello deben acudir cada mes a las instalaciones físicas del ICETEX, ubicadas en la CR 5 # 10 – 38, Condominio Cámara de Comercio de Neiva Local 2A, con el ánimo de buscar una solución.

Lo que para algunos ya es parte de su agenda mes a mes, para otros es prácticamente una tragedia, pues la desgracia no está solo en que cada 30 días la factura llega con anomalías en los ítem´s – Cuotas Pactadas, Cuotas Pagadas, Cuotas Vencidas y Cuotas Pendientes, sino que también estos errores interfieren en otros puntos de la facturación como Intereses de Mora, haciendo que el usuario asuma unos costos que realmente no deberían existir.

La perversión es tal, que en la factura del presente mes no aparece reflejado ni siquiera el Resumen Corte Anterior, en pocas palabras – lo que la persona canceló el mes pasado. Aludiendo que está en mora y que presenta un saldo pendiente, por supuesto con unos intereses adicionales a los corrientes.

“No está de más que el sistema de una entidad presente inconvenientes en una factura, pero que esto persista por un periodo superior a 8 meses ya es perverso” así lo aseguran usuarios afectados. Finalmente los sistemas son manejados o programados por personas, y reincidir constantemente y de manera indeterminada con estos errores pone en duda la transparencia de ICETEX en el Huila.

Consultando, en la oficina del ICETEX en Neiva, solamente atienden dos personas y sólo una de ellas (con formación técnica profesional) es la encargada de dirimir las quejas y los reclamos de los usuarios. Donde la única solución por parte de la funcionaria está en llenar un recibo en blanco a mano, para que la persona cancele un valor aproximado a lo que supuestamente adeuda en el mes.

Tal es el drama, que no existe un superior o una persona encargada para que asuma dichas reclamaciones y dé pronta y real solución a la problemática que aqueja a los titulares del crédito, pues estos pagan sus facturas con la intención de normalizar la situación, pero el inconveniente persiste al mes siguiente. Además, no hay derecho de petición que valga, según denuncia recibida, debido a que las respuestas serían vacías, absurdas y tardan más de dos meses para ser resueltos, haciendo que el ICETEX incurra en otra falta administrativa.

Sin embargo, este Instituto de Crédito Educativo sí cuenta con el personal suficiente desde Bogotá, para persuadir a los usuarios (titulares y fiadores) mediante llamada telefónica, mensaje de texto, correo de voz, correo electrónico, oficio físico y otros medios, para que paguen lo que NO DEBEN, sin atender las quejas, sin resolver nada y con la amenaza directa de reportarlos en las centrales de riesgo, con el único fin de dañar su vida crediticia por un error que no les corresponde.

En consecuencia, las preguntas que nacen y dejan al desconcierto son ¿Hasta cuándo durará este viacrucis a los usuarios del ICETEX? ¿Cuántas personas habrán pagado sus facturas tal como las emite el Instituto de Crédito Educativo? ¿Quién le dará la cara a esta problemática? ¿Devolverá el ICETEX los dineros cobrados producto del supuesto error del sistema?

Comparta

Jhonny Giovanny Puentes Estévez

Arquitecto. Especialista en Planeación Territorial. //Periodista, presidente del Círculo de Periodistas del Huila.

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este aviso se cerrará en seg.