Código de policía ya no impedirá ingerir licor y drogas en espacios públicos

Comparta

La corte constitucional tumbó la norma del código de Policía que prohibía el consumo de licores y alucinógenos en espacios públicos y que era motivo de sanción o comparendo.

Según el alto tribunal, el artículo quedó sin efecto al considerarlo” no razonable” porque “viola” el libre desarrollo de la personalidad. La multa era de $196.725. Para la corte lo que debe proteger el Código de Policía es que no haya alteraciones del orden público y este consumo ya sea de alcohol o drogas no necesariamente genera riñas o problemas de convivencia.

Existen otros medios de policía previstos en el mismo código, para lograr la misma finalidad sin que se sacrifique tan intensamente una libertad” Expresó Diana Fajardo, Magistrada ponente.

Según la magistrada Gloria Ortiz, presidenta de la corte, la norma del código de la policía violaba el libre derecho de la personalidad de manera desproporcionada. “Si la finalidad busca proteger el espacio público, si la finalidad pretende proteger las relaciones interpersonales y la convivencia y la tranquilidad, en ese análisis la corte llega a la conclusión que esa relación no tiene una justificación constitucional que lo permita, violando el desarrollo a la libre personalidad de manera desproporcionada” comentó la presidenta de la Corte.

La decisión fue casi unánime, pues de 7 votos posibles, con seis se aprobó. El único que votó en contra fue el magistrado Carlos Bernal Pulido. Cristina Pardo y Luis Guillermo Guerrero no participaron, la primera estaba impedida y el segundo estaba en comisión. El debate se adelantó en el alto tribunal, pues la norma que se abolió, es la base del polémico decreto 1844/2018, por el cual el presidente de Colombia Iván Duque, autorizó a la policía a decomisar la dosis mínima de sustancias psicoactivas y a quienes la porten en espacios públicos.

Según las leyes en Colombia el consumo de drogas es un problema de salud pública y no de seguridad, por lo tanto el Estado debe prestarle especial atención al enfermo o adicto y a su familia. La decisión de la corte constitucional no significa que quienes consuman drogas y alcohol en espacios públicos, puedan afectar la tranquilidad de las personas con quienes comparten en dichos espacios.

Comparta

Rubén Malpica

Comunicador Social y Periodista

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *