Presunta jíbara fue asesinada en Campoalegre.

Según las autoridades, Jennifer García Penagos, la mujer baleada en el municipio de Campoalegre, se dedicaba presuntamente a comercializar y consumir estupefacientes. Su asesinato pudo deberse a posible ajuste de cuentas entre grupos delincuenciales.

Con cuatro disparos, pistoleros le segaron la vida a Jennifer García Penagos en la capital arrocera del Huila. La mujer se encontraba fuera de su vivienda, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta, sin mediar palabras, le dispararon en repetidas ocasiones.

Onda Opita se trasladó hasta el municipio de Campoalegre, para saber qué está pasando en cuanto al incremento de homicidios, los cuales se han vuelto una constante en esta municipalidad.

¿Qué dice la autoridad? 

Según el Secretario de Gobierno, la víctima se encontraría en el momento del hecho, con posibles consumidores de marihuana, cuando fue ultimada por los sicarios.

“Este tema todavía es motivo de investigación sobre este crimen. La víctima fue trasladada hasta el hospital municipal, presentando cuatro heridas. Los actos urgentes fueron asumidos por el cuerpo técnico del municipio de Campoalegre” indicó César Augusto Cabrera, secretario de General y de Gobierno de la capital arrocera del Huila.

Los últimos casos que se han reportado en esa región céntrica del Huila, han tenido relación con el consumo y expendio de drogas. Como pretexto ante estos alarmantes casos, el funcionario indicó que Campoalegre ya no es un pueblo pequeño, reconociendo la comisión de los delitos como el hurto, homicidio y tráfico de alucinógenos.

El temor de la gente

La comunidad aseguró que este municipio es un pueblo sin dolientes y sin autoridad, pues desconocen la labor de la Policía y de la Alcaldía local, resultando invisibles en los barrios y veredas.

“Aquí en Campoalegre ya no se puede vivir, mucha delincuencia, mucha vagancia. Necesitamos más presencia de la autoridad, nuestros jóvenes se nos están perdiendo en las drogas” aseguró Arturo Suárez.

De momento las autoridades se encuentran investigando quiénes estarían detrás de estos crímenes. Por temor, algunas personas en extra micrófono, manifestaron que detrás de estas muertes hay una gran organización criminal dedicada al tráfico de marihuana y bazuco en el municipio, la cual quiere tener el poder de este ilícito y, por consiguiente, estarían eliminando a los jíbaros intermediarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *