Opinión | ¡Elocuencia y respeto, por favor!

Comparta

Por: Wilson Saavedra.

Por estos días, las redes sociales estallaron en burlas y chantajes a un comunicado que dieron unos senadores de la oposición al gobierno frente a las objeciones de la JEP, pero el trasfondo no fueron las objeciones, fueron los múltiples mensajes de irrespeto a la enfermedad (Parkinson) que padece el senador del Partido Alianza Verde, Antanas Mockus.

La admiración y respecto que le tienen al profesor en muchos sectores es muy grande, en especial la de los jóvenes, porque es el político más novedoso en la historia colombiana, con propuestas irreverentes, para muchos desfachatadas, que nos hace imaginar un país de una forma distinta y esto ha impactado fijamente en nuestra cultura.

El Profesor Mockus es un héroe desde todos los puntos de vista; ha asumido con rigidez y responsabilidad esa maldita enfermedad, la cual padece sin dejar al lado el buen humor.

Es triste que en una Colombia en la cual se padece de tantas enfermedades y mucho más graves que las del Doctor Mockus, nos estemos burlando del mal que sufre este buen hombre.

En esta sociedad colombiana de máscaras, de apariencias, de picardía, de engaño, de mala intención, de intolerancia, de memoria a corto plazo, de lo perfecto estéticamente. Él se identifica tal y como es físicamente, sin miedo a que lo tachen, sin miedo a que se burlen.

Analizando lo positivo del Profesor Mockus, le da un mensaje de coraje y de esperanza a muchas personas en Colombia que sufren del mal del Parkinson, una enfermedad crónica y degenerativa del sistema nervioso que se caracteriza por falta de coordinación y rigidez muscular.

Debemos pensar que todas las personas con esta condición, tienen una esperanza de vida y no se debe agarrar dichos males, como un motivo de burla, perdiendo el respeto y pasando por encima de las personas, aunque piense y actué diferente, con el simple objetivo de tapar un problema o una discusión política.

Este tipo de actitudes muestran lo peor de la condición humana. Burlarse de la enfermedad de alguien no tiene ninguna explicación, ni justificación alguna, no se puede perder el sentido común, al expresarse de mala fe, por la enfermedades y debilidades de los demás.

Lo más deprimente de este tema, es que se ha centrado en esta situación en particular y no en el hecho histórico de la política colombiana, el cual debería ser la razón de fondo de dicha discusión.

Comparta

Wilson Saavedra Vivas

Magister en Gerencia Integral de proyectos, Especialista en Evaluación de proyectos, Especialista en Gerencia de Proyectos, Especialista en Formulación y gestión de proyectos, Ingeniero Mecánico, dominio de los idiomas Inglés, Alemán y Portugués

Comente aquí

Un comentario en “Opinión | ¡Elocuencia y respeto, por favor!

  • el 20/03/2019 a las 11:37 am
    Permalink

    Quitarnos las bendas que la corrupción política nos coloca cuando llegan las elecciones pensar actes de votar

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este aviso se cerrará en seg.