Con los Vactor varados, las calles de Neiva se llenan de mier…

Comparta

La inoperancia gerencial en Empresas Públicas de Neiva y la falta de planeación, tienen a la ciudad con las calles llenas de inmundicias. Mientras las alcantarillas colapsan por la ola invernal, los camiones Vactor que realizan el mantenimiento preventivo y correctivo de esta red, cumplen dos meses varados por falta de mantenimiento.

Aunque el contrato de suministro No. 141 de 2018 suscrito entre Las Ceibas EPN y Sandra Yanet Díaz Jiménez, representante legal del establecimiento de comercio Distrirepuestos por valor de $200’000.000 se encuentra vigente y cuyo objeto es prestar el servicio de mantenimiento integral, preventivo y correctivo, con suministro de repuestos, mano de obra, llantas, filtros, y lubricantes para los vehículos, maquinaria y equipos al servicio de Empresas Públicas de Neiva E.S.P, los camiones Vactor no han sido movidos en dos meses por falta de mantenimiento y de algunos repuestos, así lo pudo constatar este medio de comunicación.

Neiva tiene dos camiones vactor de placas OWI 506 y OWI 617 que realizan el mantenimiento a la red de alcantarillado, principalmente en tiempo de lluvias cuando esta colapsa, siendo una de las principales causas que motivan a usuarios y residentes a llamar al call center de EPN, solicitud que es ignorada pues no hay como atender una emergencia de este tipo.

La inoperancia administrativa, la permisividad y complacencia de quienes dirigen la empresa de los neivanos, hace que el contratista, que solo ha inspeccionado uno de los dos vehículos, no tenga afán en reparar su sistema de succión y presión y demás anomalías evidentes; pues desde la supervisión, a cargo de Yolanda Trujillo Andrade, no existe ningún tipo de exigencia. Pero estos, no son los únicos vehículos de EPN que esperan atención mecánica; en Planta Kennedy, retroexcavadora, el compresor de demolición llevan meses paralizados esperando el respectivo mantenimiento. A la fecha, prefieren alquilar maquinaria de contratistas cercanos a la empresa, que reparar la del municipio.

Mientras poco a poco se cumple este millonario contrato y sin que a la fecha se tenga un diagnóstico claro de las fallas de estos camiones con su solución, a la ciudadanía opita le toca aguantarse los malos olores y untarse de mier… cuando por estos días las lluvias revientan el sistema de alcantarillado, principalmente en algunos barrios que requieren con urgencia el mantenimiento de la red con la ayuda de los estáticos Vactor porque no existe red para aguas lluvias.

Comparta

Erik Puentes

Periodista agremiado al Círculo de Periodistas Del Huila.

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *