Rodrigo Lara se habría favorecido con prueba prefabricada en caso Estadio.

Comparta

Una denuncia interpuesta por Miguel Alejandro Lozano Castañeda, representante legal del Consorcio Estadio 2014, puso en alerta a la Procuraduría General de la Nación, sobre presuntas irregularidades en la celebración del contrato 0490 de 2017. El órgano de control, dio apertura a un proceso  que vinculó de inmediato al alcalde de Neiva por la gravedad de la acusación. Para algunos juristas, Rodrigo Lara Sánchez no terminaría su mandato por este caso.

Tras el desplome de una parte de la tribuna occidental del Plazas Alcid que dejó algunas víctimas mortales, heridos y la suspensión de dicha obra que pretendía remodelar el escenario deportivo, cursan múltiples procesos de tipo penal, fiscal y disciplinario en los entes de control. En todos vinculan a Rodrigo Armando Lara Sánchez al estar comprometido directamente por la adición presupuestal de $7.684 millones que hizo en febrero de 2016 pese a las advertencias de Planeación Nacional. Lo complicado ahora para Lara, es que en su afán de querer salir bien librado de estas investigaciones, sin declararse impedido y actuando como juez y parte, contrató “a dedo” el año anterior, un estudio de peritaje técnico a las obras del estadio, en medio del juicio de incumplimiento que le adelantaba al contratista, al parecer inducido para favorecerse él mismo, dejando ver errores en el resultado, como la confusión de los planos y diseños de la tribuna oriental para hacer la experticia, cuando esta debía realizarse sobre la gradería occidental.

Según el representante del Consorcio, dicho contrato se habría suscrito para fabricar una prueba de defensa para el alcalde y demás funcionarios involucrados; denuncia que tuvo eco en la Procuraduría General de la Nación y que hoy formalmente llama a indagación preliminar a Rodrigo Lara Sánchez quien para el momento de los hechos expuestos, actuaba en calidad de alcalde del municipio de Neiva.

El contrato que generó la alerta se suscribió el 09 de marzo de 2017 de forma directa con la empresa Ingeniería Sísmica y Estructural SAS por valor de $245’520.000, mediante modalidad: Contrato de Prestación de Servicios Especializados. La empresa debía hacer un estudio y diagnosticar las causas del accidente y colapso de la obra. Cabe agregar que de 7 contratos de estudios sísmicos y estructurales similares hechos por esta administración, todos salieron a licitación. Curiosamente solo el contrato del peritaje a la ruinas del Estadio se hizo “a dedo”. Según la denuncia, para direccionar sus intereses de favorecimiento y obtener una prueba prefabricada en perjuicio del Consorcio. Señalamientos que hoy son materia de investigación y que tienen en aprietos al mandatario de los neivanos.

Tras las supuestas irregularidades señaladas, Germán Calderón España, procurador delegado para la vigilancia administrativa y judicial resolvió el pasado 03 de agosto: aperturar la indagación preliminar a Rodrigo Armando Lara Sánchez, informándole que contra la misma no procede recurso alguno, además de ordenar realizar ciertas prácticas que incluyen escuchar al quejoso Miguel Alejandro Lozano para que amplíe su denuncia, oficiar a la Secretaría de Deporte y Recreación de Neiva y a la Oficina de contratación de Neiva para que alleguen documentación y otras pruebas que requiere el órgano de control. De ser encontrado responsable, Lara Sánchez afrontaría una dura sanción que lo despojaría de su cargo como alcalde de Neiva.

Comparta

Erik Puentes

Periodista agremiado al Círculo de Periodistas Del Huila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *