OPINIÓN | Control social de proyectos públicos.

Comparta

Por estos días se escucha frecuentemente en los medios de comunicación la palabra “rendición de cuentas”, el cual comprende en acciones de petición e información y explicación, así como la evaluación de la gestión a todos los ciudadanos como lo indica la ley 5717, donde las administraciones públicas exponen y evalúan en qué estado y avance se encuentran sus planes de desarrollo y los proyectos de mayor impacto social. Lo grave en estas “rendiciones de cuentas”, es que están asociadas a la baja participación de la ciudadanía, en donde solo se logra evidenciar en los eventos: funcionarios y contratistas que laboran en dichas administraciones.

Para muchos hablar de control social de Proyectos de inversión pública, es una palabra nueva y aburrida por el nexo directo con la política, como para otros ciudadanos que conocen el concepto teórico y no su aplicación.

Muchos no entendemos la importancia y el concepto real de “control social en los Proyectos”, creemos que es competencia solo de los organismos de control y vigilancia del Estado, pero no es así, en principio es importante conocer la definición del control social de Proyectos, para no quedarnos como dice la canción de SHAKIRA: “ciega, sordomuda, torpe, traste y testaruda”.

El control Social de Proyectos es una modalidad de participación ciudadana que permite a las personas, organizadas o individualmente realizar acciones de monitoreo, verificación y evaluación de los proyectos como también asuntos del estado con el objetivo de recomendaciones y propuestas que garantice los derechos de transparencia, igualmente podemos definirlo como el control que alude acciones de vigilancia sobre la gestión pública, el cual resulta en el análisis elaboración de propuestas y denuncias hacia los agentes públicos. Las rendiciones de cuentas no es solo difundir información en el escenario público.

La pregunta que nos hacemos es ¿Sera que nosotros los ciudadanos hacemos un control social coherente de Proyectos en nuestros Municipios?

El bajo conocimiento sobre estos temas, es la causante de dolores de cabeza para muchas poblaciones que han vivido las consecuencias de un, inadecuado Control Social en los proyectos Públicos, el 95% tiene un impacto social y económico negativo en una poblacion.

Ni hablar de líderes, que conforman los grupos de control social (Veedurías) que caen en el error en pactar con los contratistas dineros y trabajos, para no ejercer un debido control a los proyectos, generando unas consecuencias irreparables a las comunidades.

En el Departamento del Huila se logran evidenciar proyectos con graves afectaciones para las comunidades, ejemplos claros, la Central hidroeléctrica el Quimbo, con desplazamiento de social, cultural, ambiental y económico.

La exploración petrolera en el Departamento, que solo deja problemas de agua potable para comunidades en el futuro.

Ni hablar del estadio de Futbol Guillermo Plazas Alcid, el cual sufre de un Alzheimer crónico.

“Ahora si podemos entender, la importancia del control social de los proyectos públicos, el cual nos compete a todos los ciudadanos, para brindar procesos de transparencia e igualdad, lo mismo debemos hacer como ciudadanos en las urnas, votar por candidatos que brinde garantías por la defensa de proyectos sostenibles y sustentable en nuestros territorios. Adicional a esto evitar que las rendiciones de cuentas, sean solo para contratistas y funcionarios de la misma administración sin ejercer control ni presión a los proyectos de mayor impacto en nuestros Municipios”.

Por: Wilson Saavedra.

Comparta

Wilson Saavedra

Ingeniero Mecánico y Tecnólogo en Electrónica de Mantenimiento Industrial e Instrumental, Especialista en Gerencia de Proyectos con manejo de los Idiomas (Inglés, Alemán, Portugués). Actualmente cursa una Maestría en Gerencia Integral de Proyectos en la Universidad Surcolombiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *