OPINIÓN | El anillo de Giges.

Comparta

Hoy uno de los temas más sensibles en el posconflicto es el de la Justicia, especialmente el de la Justicia Especial para la Paz; desata muchas controversias puesto que implica para los diversos actores del conflicto el hecho de la verdad. Siempre en toda sociedad la justicia es un tema sensible y complicado puesto que de ella depende la supervivencia del individuo y de la sociedad, ya Sócrates había enunciado que “acato la ley si la considero justa” para significar la tragedia que significa; entonces y hoy, vivir en sociedad, el conflicto entre el pensamiento autónomo y la validez objetiva de la ley.

Platón en la república pretende responder la cuestión básica de la justicia ¿Que es la justicia?. Parte del planteamiento de Trasimaco “es mucho mejor el mundo del vivir del injusto que el del justo” e intenta responder de donde surge la Justicia, en palabras de Glaucón, que por naturaleza todos los hombres se interesan por su propio bien y que no se ocupan en ninguna circunstancia del bien de los demás, hasta llegar al extremo de hacer daño a los otros si ello conduce a su bien personal. En esta circunstancia lo que se produce es inequidad, injusticia para todos y sobre todo se perpetua la violencia de forma generalizada.

Platón ilustra la situación mediante la leyenda del anillo de Giges, un pastor encontró un anillo de oro que al ponérselo lo convertía en un ser invisible y así eludía o evitaba las sanciones cuando cometía acciones injustas, sacando así partido o ventajas al actuar en sociedad. Platón explica que la forma de actuar del pastor es la actitud común hacia la justicia, la mayoría piensa que la injusticia les resulta más benéfica que la justicia en la medida que se asuma individualmente y por tanto se cometen acciones injustas buscando suprimir las acciones de control social y estatal.

Si reclamamos justicia ¿lo hacemos por naturaleza o por necesidad? ¿Queremos tener un anillo que nos haga invisibles para actuar como nos plazca? ¿Nuestra naturaleza es ser egoístas y enmascaramos nuestras necesidades individuales con razonamientos altruistas en los cuales ponemos por delante los bienes supremos de la patria como hacen algunos políticos actuales?

La Filosofía Política especula con estos temas, se supone que la justicia es evitar el hecho más trágico para la sociedad, la violencia, la guerra, pero en nuestro país algunos políticos no tienen el anillo de Giges pero se camuflan para tapar lo injusto con racionalizaciones y por verdades y sobre todo para negar la posibilidad que nuestra sociedad pueda vencer la violencia por medio del diálogo y que el Estado encuentre espacios para garantizar justicia a todos los miembros de la sociedad, por igual, y sobre todo pueda propiciar situaciones, acuerdos, e instituciones que conduzcan a la paz civil.

Por: Jesús Armando Montañez Rodríguez

Comparta

Jesús Armando Montañez

Profesor de filosofía y ética, egresado de la Universidad Nacional de Colombia.

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *