Alegrías y tristezas para Colombia en los Juegos Olímpicos

De contrastes fue el quinto día de competencia de los Juegos Olímpicos de Tokio para Colombia teniendo en cuenta las derrotas sufridas y victorias registradas en el tiro con arco, boxeo y ciclismo.

La participación colombiana comenzó con la arquera Valentina Acosta, quien afrontó la ronda de treintaidosavos de final de la disciplina enfrentando a la británica Sarah Bettles.

Acosta se despidió de las olimpíadas al ser superada con puntuación de 4-6.

Seguidamente fue el turno para Jenny Arias en los cuartos de final de la categoría del peso pluma en el boxeo. A pesar de la expectativa, los jueces determinaron una derrota de la colombiana por decisión unánime ante la filipina Nesthy Petecio.

Con este resultado, Jenny Marcela terminó su participación en Tokio 2020 con un diploma olímpico.

Las malas noticias continuaron. Esta vez fue el tenis en la modalidad de dobles, ya que Juan Sebastián Cabal y Robert Farah se vieron superados por Marcus Daniell y Michael Venus de Nueva Zelanda en tres sets con parciales 6-3, 3-6 y 10-7.

Cabal y Fara, al igual que Arias, se despidieron de Tokio con diploma olímpico.

Después de lo malos resultados llegaron las buenas noticias. Y es que Céiber Ávila derrotó por decisión unánime a Everisto Mulenga de Zambia en los octavos de final del peso pluma del boxeo masculino para acceder a la ronda de cuartos de final.

Ahora, el púgil colombiano enfrentará a Samuel Takyi  de Ghana y en caso de conseguir un triunfo asegurará medalla de bronce.

Finalmente, Rigoberto Urán se destacó en la contrarreloj individual de los Juegos Olímpicos al ocupar la octava posición y ganar de esta manera su segundo diploma olímpico en Tokio 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *