Senador Hernán Andrade niega vínculos con exfiscal anticorrupción pedido en extradición por la DEA.

Comparta

La captura del fiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno Rivera, por un presunto soborno al exgobernador de Córdoba y siendo pedido en extradición por la DEA, ha terminado en una serie de denuncias por parte de Medios Nacionales que han escudriñado el pasado del prestigioso abogado, encontrando nombres comunes en sus negocios; señalando entre otros, al senador y hoy presidente del Partido Conservador, Hernán Andrade Serrano, de haber tenido vínculos con el extraditable y de ser un hombre cercano al recién capturado.

Hace pocas horas, en un comunicado a la opinión pública, el congresista huilense aclaró su relación con el sindicado. Hernán Andrade, aseguró que sí conocía a Luis Gustavo Moreno y que su situación y la gravedad de la misma, le compete únicamente a él.

Andrade, dijo que Moreno sólo actuó como apoderado en la etapa final del proceso en el que la Sala Penal de la Corte Suprema determinó la preclusión a su favor de los cargos derivados por un préstamo que recibió de Armando Cabrera Polanco (también huilense y condenado por el desfalco a Cajanal) -préstamo que se refiriere al escándalo de los $250 millones-. El senador también negó que el ahora extraditable, haya sido su apoderado en las indagaciones que la Sala Penal de la Corte ha adelantado contra él, por presuntas irregularidades en la Dirección Nacional de Estupefacientes.

En el comunicado, el senador conservador aclara que Luis Gustavo Moreno Rivera sí asistió al debate que él convocó en el Capitolio Nacional en abril de 2016, sobre el fenómeno de los falsos testigos, pero únicamente en condición de autor del libro “El falso testimonio”. Debate en el que según Andrade, denunció detalles de casos con falsos testigos. -Algunos, niegan parte de sus declaraciones-

Lo que sí es cierto, es que Luis Gustavo Moreno Rivera, era conocido como “el abogado de la parapolítica”, luego que defendiera a funcionarios y políticos acusados de ser parte de estructuras paramilitares como el caso del exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos; el Senador Mussa Besaile; la excongresista Nancy Patricia Gutierrez; entre otros. Moreno ofrecía sus servicios de defensa, prometiendo maniobrar los procesos y aprovechando su entrada a la Corte Suprema por su cercanía y amistad con algunos magistrados, lograba convencer y exigir importantes sumas de dinero. Andrade, terminó siendo cliente de tan prestigioso abogado.

Moreno, fue asesor en 2011 y 2012 en la Cámara de Representantes, al tiempo que actuó como asesor jurídico en la Personería de Bogotá y Alcaldía de Bogotá respectivamente. Al ser un abogado penalista que se movía entre poderes públicos y distinguidos sectores políticos y de la alta sociedad, logró escalar rápidamente y llegar a la Fiscalía General de La Nación, en donde luego de 8 meses de trabajo, cambió su oficina y su cargo de Director Anticorrupción al ser capturado y acusado de corrupción a una celda en la Picota. Mientras se legaliza su pedido de extradición a Los Estados Unidos.

Aunque ya muchos digan no conocerlo, Moreno ha manifestado estar dispuesto a colaborar con la justicia en el caso que se le involucra, como en otros procesos que lo relacionan. Por ahora el senador Andrade, niega cualquier relación de procesos judiciales que han cursado en su contra y que en estos haya proferido decisión alguna, el magistrado Leonidas Bustos (amigo personal de Gustavo Moreno) u otros.

Comparta

Erik Puentes

Periodista agremiado al Círculo de Periodistas Del Huila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *