Concejal Casagua se va ‘lanza en ristre’ contra la Administración Municipal.

Comparta

Una fuerte denuncia realizó el concejal de Neiva, German Casagua, contra la Administración del médico Rodrigo Lara, por la pérdida de cerca de $300 millones destinados a Infraestructura Educativa.

Este domingo 11 de junio, durante la sesión de ‘Concejo al Barrio’ en la comuna 8, el cabildante German Casagua Bonilla, realizó algunos señalamientos contra la administración municipal —la misma a la que ha profesado solidaridad y respaldo incondicional—. El concejal de Cambio Radical manifestó su preocupación por la pérdida de recursos del orden nacional que tenían como destino el Jardín Picardías, sede de la I.E. IPC Andrés Rosas.

LA DENUNCIA.
“El Gobierno Nacional les transfirió cerca de 300 millones de pesos y no tenían sino única y exclusivamente que ejecutarlos e invertirlos. Hoy con el dolor del alma tengo que decirlo públicamente: —dejamos perder la plata del Gobierno Nacional— y tanto que decimos, tanto que reiteramos lo difícil que está conseguir plata… y eso es lo que la administración y sobre todo la Secretaría de Educación reiteran… lo difícil que es la gestión de los recursos.” declaró el joven Casagua en plena sesión de ‘Concejo al Barrio’.

El representante de Cambio Radical, dijo haber advertido en reiteradas ocasiones al Secretario de Educación sobre esta situación: “Yo le dije Secretario… se consiguieron ante el Gobierno Nacional unos importantes recursos para mejorar una institución educativa. En esta administración sabemos de las dificultades que se tienen respecto a platas para ejecutar obras y en esta oportunidad le dije: —no se tiene que preocupar por irla a conseguir, ya la tiene.—” manifestó el concejal en su alocución.

LA OBRA.
Las declaraciones de Casagua hacen referencia a obras que debían realizarse en el Jardín Infantil Picardías, sede de la Institución Educativa IPC Andrés Rosas de la comuna 8, a donde fueron asignados recursos del orden nacional pero por errores y fallas administrativas del contratante, el contratista solo pudo adelantar los preliminares, que incluían la demolición de 218 m2 de piso y de 160 m2 de muro, dejando a la Institución Educativa sin suelo, ni encierro y a merced de los delincuentes.

“Esta es una obra suspendida, una obra que no tiene ninguna funcionalidad, que lo único que ha servido es para que se metan los ladrones, porque ya en tres oportunidades han robado la institución educativa. (…) esta es una obra que ha causado problemas y me duele tener que decirlo, pero era mejor que hubieran dejado eso como estaba, porque aquí no fuimos capaces de aprovechar esos recursos.” recalcó Casagua en su intervención.

El objeto de la obra: la construcción del salón (auditorio) Jardín Picardías de la I.E. IPC Andrés Rosas sede Picardías.

EL ORIGEN DE LOS RECURSOS
La denuncia hecha por el concejal de Cambio Radical obedece al convenio interadministrativo No. 2133531 suscrito el 31 de octubre de 2013 entre FONADE y el entonces alcalde de Neiva, Pedro Hernán Suarez Trujillo. El objeto: “aunar esfuerzos administrativos, financieros y técnicos con el fin de contribuir a la ejecución de obras en el municipio de Neiva, departamento de Huila de conformidad con lo establecido en la ficha de estructuración definitiva del proyecto No. 188, así como en los estudios y diseños que suministre FONADE, los cuales hacen parte integral del Convenio Interadministrativo” por un valor de $260’400.000. El plazo inicial del convenio fue al 31 de julio de 2014.

Estos recursos provienen del Convenio Marco 212080 de 2012 suscrito entre el Departamento Administrativo para la Prosperidad Social —DPS— y FONADE cuyo objeto es: “FONADE se compromete con el Departamento Administrativo para la Prosperidad Social, Fondo de Inversión Para la Paz a adelantar la Gerencia Integral de los proyectos entregados por éste”. El Convenio Marco, inició su ejecución el 27 de Diciembre 2012.

El plazo, por petición de la administración municipal fue ampliado y los recursos provenientes de este y otros convenios, fueron incorporados al presupuesto de la vigencia fiscal 2015 mediante decreto No. 384 de ese año. El gasto del recurso exclusivo a educación, tenía apropiación al Plan de Infraestructura educativa materializado en un proyecto que construiría un salón (auditorio) en el Jardín Picardías que albergaría a cerca de 200 estudiantes de los niveles preescolar y primaria.

EL CONTRATO.
El 20 de diciembre de 2016, el municipio de Neiva suscribió el contrato No. 1401 con el Consorcio C-B IPC que representa legalmente Jhon Alexander Artunduaga Cleves. En abril de 2017, se adelantó Otro Sí que modifica la cláusula quinta que hace referencia al valor del mismo, el cual concluye en $281’811.876 y un plazo de ejecución de 3 meses.

Según Casagua este contrato no podía suscribirse sin que FONADE diera el visto bueno. “Lo primero que debió haber hecho la administración municipal era legalizar las escrituras del predio y así no dejar perder los recursos. Hoy a la fecha ni se han terminado de legalizar estos predios y peor aún… ya la plata, esta administración municipal la perdió”. Insistía el cabildante en sus declaraciones.

LA INTEVENTORÍA.
La cláusula quinta del convenio 2133531 es clara, allí se especifica que la interventoría debía asignarla FONADE, pero esta entidad nunca lo hizo, porque el convenio finalmente expiró. Así lo manifestó German Casagua: “yo se los dije varias veces; Fonade está solicitando información, Fonade les escribió, Fonade se comunicó, Fonade está pidiendo que se amplíe el convenio y fue imposible… cuando se dieron cuenta que se había vencido el convenio ahí si se quisieron poner las pilas y FONADE ya les dijo que no es responsabilidad de ellos. (…) FONADE quitó los recursos, el Gobierno Nacional quitó los recursos.”

LO QUE SIGUE, SEGÚN CASAGUA.
El concejal German Casagua indicó que el municipio ahora tiene que cumplir con el contrato que suscribió con el contratista.

“Nos regalaron cerca de 300 millones de pesos, o nos dieron… y no fuimos capaces de ejecutar la obra. (…) Peor aún, el problema en el que está metido ahora esta administración municipal, porque adjudicó un contrato sin tener los recursos, adjudicó un contrato sin tener una interventoría, adjudicó un contrato sin tener una supervisión (…) Ahora le va tocar a la Secretaría de Educación sacar recursos propios para terminar la obra y no verse demandado por ese contratista al que se le adjudicó la obra.”

Casagua señaló a Aldemar Macías de ser responsable de esta pérdida presupuestal: “usted dice que es culpa de contratación y contratación dice que es culpa suya. Queremos saber ¿cuál es la decisión que va a tomar la Secretaría de Educación para solucionar este problema?.” Concluyó el concejal.

LA RESPUESTA DEL SECRETARIO DE EDUCACIÓN.
Ante las reclamaciones, Aldemar Macías, Secretario de Educación, reconoció que existió responsabilidad de parte y parte pero principalmente la culpa (según él) fue de un funcionario de FONADE en Bogotá que estaba al frente del proceso y quien renunció y eso generó las dificultades al punto de perderse el convenio con los recursos.

Aldemar anunció que la situación que vive Picardías ya fue resuelta por el municipio. “La administración municipal atenderá con recursos propios la ejecución de la obra”, a lo que finalmente dijo que ya se hizo el respectivo Otro sí al actual contratista y este empezaría la semana siguiente.

Comparta

Erik Puentes

Periodista agremiado al Círculo de Periodistas Del Huila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *