Duque se tomará el resto de año para reajustar el salario mínimo para 2021

El Presidente Iván Duque anunció este lunes que se dedicará en lo que resta de este año a encontrar un equilibrio para establecer el salario mínimo que regirá para el 2021 en el país.

Tras haber fracasado la concertación entre empresarios y trabajadores, el Presidente Iván Duque anunció este lunes que se dedicará en lo que resta de este año a encontrar un equilibrio para establecer el salario mínimo que regirá para el 2021 en el país, en el que se beneficien tanto a trabajadores como empleadores.

“Un aumento desproporcionado afecta empleo, destruye empleo, y mucho más en esta situación, y un amento tenue a lo que conduce es a que se pierda poder adquisitivo por parte de los trabajadores”, afirmó el Mandatario en entrevista con Blu Radio.

Duque destacó que su Gobierno tiene autoridad moral sobre el tema, ya que desde la administración del Presidente Virgilio Barco, este es “el Gobierno que más aumento real del salario mínimo ha tenido”.

Al respecto, el Mandatario comparó algunos indicadores: el año 2015, el aumento real fue del 0,9%; en el año 2016, del 0,2%; en el año 2017, del 1,2%; en el año 2018, del 1,8%; el primero que hizo nuestro Gobierno, 2,8%, y el segundo, 2,2%.

“Es decir, nosotros, sin haber anunciado, sin haber tomado la decisión de este año, ya estamos por el orden del 5% de aumento real del salario mínimo”, explicó el Presidente.

Debido a las implicaciones que representa para la economía el aumento del salario mínimo, Duque enfatizó que hay que ser lo suficientemente cautelosos, para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo y “porque estamos en un proceso de recuperación de mercado laboral, donde no podemos tener un aumento desproporcionado, que afecte esa dinámica de creación de nuevos puestos de trabajo o que destruya empleo”.

Las negociaciones entre empresarios y las centrales obreras en la mesa de concertación culminaron sin acuerdo sobre el incremento del salario mínimo, debido a que ninguna de las partes cedió en oferta y exigencia, respectivamente.

Los empleadores propusieron un ajuste de 2,7 por ciento, más un incremento de 5,49 por ciento en el subsidio de transporte. Así las cosas, el nuevo ingreso mínimo sería de 901 mil 504 pesos y 108 mil 496 por transporte, para un total de $1.010.000.

Por su parte los representantes de los trabajadores se sostuvieron en su exigencia de un alza de 13,9%.

Mientras tanto, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, afirmó el pasado fin de semana que un reajuste razonable sería del 2 por ciento.

 

*Información del medio Radio Santa Fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este anuncio publicitario se cerrará en segundos.