¿Viene remezón en la Policía? Concejal pide cambiar comandantes de CAI 

El concejal Deiby Martínez presidió un importante debate de control político en el que pidió un cambio urgente de comandantes de CAI, tras las múltiples denuncias donde se asegura que, estos uniformados son cómplices de la delincuencia en Neiva.  

En plena pandemia, una época en la cual todos estamos viéndonos obligados a resguardarnos e intentar mantenernos seguros, se sigue presentando una problemática que se ha vuelto noticia de cada día. La sensación de inseguridad crece en Neiva, lo que motivó al concejal Deiby Martínez a citar a debate de control político al secretario de Gobierno, Faiver Hoyos, e invitar al comandante de la Policía Metropolitana, coronel Livio Castillo, para que rindieran cuentas a los neivanos de las acciones que se adelantan en la ciudad para mitigar los hechos delictivos.

Los neivanos se sienten inseguros. No importa a qué nivel socioeconómico pertenezcan, los resultados siguen siendo negativos. Y, a pesar de los esfuerzos de las autoridades por reducir los índices de criminalidad, el nivel de victimización sigue en aumento.

Y si bien delitos como el hurto han presentado una notable disminución, preocupa la carencia de cámaras de seguridad. Para el concejal del partido Cambio Radical, urge priorizar el mantenimiento de estos aparatos para fortalecer los esquemas de seguridad en Neiva.

“En relación con el estado del sistema de cámaras, el reporte generado por el grupo de Telemática, precisa que hay un total de 193 cámaras, de las cuales 40 se encuentran fuera de servicio y además no tienen soporte de grabación, por encontrarse desactualizado el sistema. De otra parte, del sistema marca NVR son 99 cámaras, de las cuales 18 están fuera de servicio, para un total de 58 que no funcionan. Gravísimo este panorama, toda vez que con las cámaras se busca mejorar los índices de seguridad, y monitorear las zonas más vulnerables de la ciudad. Necesitamos mejorar la cobertura con más dispositivos”, dijo.

Inoperancia judicial

Durante la sesión, que duró aproximadamente seis horas, se puso en tela de juicio la actuación del sistema judicial, toda vez que, en Neiva, de 914 capturas que se han realizado en lo corrido del año, por diferentes delitos, en 192 de ellas se ha ordenado medida de detención domiciliaria, pero 563 quedan en libertad, decisión que en su mayoría se da por ser un monto mínimo de pena. Así, solo 159 capturas, tienen medida de aseguramiento en centro carcelario. Es decir, a tan solo el 15% de las personas detenidas se les define su situación jurídica.

“Esto se ha convertido en un círculo vicioso de delincuentes reincidentes, de ahí la importancia de que el aparato de justicia revise estos casos y podamos poner en cintura a quienes permanentemente burlan a las autoridades y a la justicia”, indicó Cortés.

Policía y covid-19

Para el colmo de males, hay 214 policías menos en las calles de Neiva. La negativa del INPEC en recibir a las personas capturadas con medida de aseguramiento intramural, obligó a sustraer 60 uniformados para ejercer actividades de custodia que no son de la misionalidad de la Policía Metropolitana. Adicional a ello, es importante mencionar que, más de 96 uniformados presentan excusa total del servicio debido al covid-19, de lo cual se suma un fallecido, dos en cuidados intensivos y 56 en aislamiento preventivo, lo que significa que hoy en día hay zonas de Neiva desprotegidas donde no hay ni un policía.

“Sabemos que son hechos de fuerza mayor, pero debemos solicitar mayor cuerpo policial, refuerzos que nos permitan llenar esos vacíos y que la delincuencia no nos tome ventaja”, manifestó el concejal.

Indisciplina social

Martínez Cortés indicó que el reto de las autoridades es cumplirle a la ciudad en la reducción de las tasas de criminalidad, mejorando todos los indicadores de convivencia y fortaleciendo los programas de acceso a la justicia. Sin embargo, hizo un llamado respetuoso a la ciudadanía, pues se ha visto una marcada indisciplina social que, en muchas ocasiones, absorbe el servicio de policía, toda vez que en un solo fin de semana se conocen entre 350 y 420 casos, de los cuales entre 98 y 120 casos se convierten en asonadas en contra del personal uniformado, hecho que, según fuentes de la Secretaría de Gobierno, obliga a movilizar entre 6 y 10 cuadrantes para atender y contener este tipo de casos, lo que ocasiona un detrimento en la seguridad de otras zonas que quedan desprotegidas.

Cambio de comandantes 

Durante la conclusión del debate, el concejal Deiby Martínez reconoció el trabajo que adelanta el coronel Livio Castillo, sin embargo, pidió oxigenar la Policía, relevar de su cargo a varios comandantes de quienes hoy se queja la ciudadanía, citando las comunas 9 y 10.

“Habitantes de Las Palmas y Galindo, aseguran que sus comandantes son permisivos con la delincuencia, que no sólo se están pasando la Constitución por la galleta, sino que además están haciendo sentir a los ciudadanos aún más indefensos de lo que ya se sienten en estas zonas vulnerables de Neiva. Hay quejas por malos resultados, comandantes que tienen poca credibilidad, que abusan de su autoridad, expresó el cabildante.

Son varios los retos para enfrentar la inseguridad en Neiva, por eso Martínez Cortés insistió en la coordinación entre las distintas instituciones, pidiendo formalmente a la secretaria general de la Corporación, doctora Salomé Bahamón, oficiar al comandante de la Policía Metropolitana, coronel Livio Castillo, y al secretario de Gobierno, doctor Faiver Hoyos, respecto a las peticiones que se hicieron para mejorar la seguridad ciudadana en Neiva. Asegurando que en 20 días hará un balance de las acciones que debieron emprender las autoridades locales una vez finalizó la sesión.

“Nos daremos cuenta si se han hecho o no, los cambios que tanto piden los neivanos, y si estos debates logran resultados concretos. La gente pide cambios, esperamos el coronel sepa interpretar el clamor de la ciudadanía, porque ya ha escuchado cuál es la percepción que tienen las personas sobre una urgente reforma de la Institución”, finalizó diciendo.

Peticiones

  1. Cambio urgente de comandantes de CAI
  2. Solicitar pie de fuerza a la Dirección Nacional de la Policía
  3. Más tecnología: cámaras de seguridad, DRONE, Call center, aplicaciones.
  4. Control contundente y estrategias para quitarle las armas a los delincuentes. No facilitarles el acceso a las armas.
  5. Evaluar la posibilidad de tener un trabajo articulado con el Ejército Nacional.

“Sabemos que se puede militarizar la ciudad solo cuando hay conmoción interior o cuando se declara estado de excepción, pero por lo menos necesitamos articular esfuerzos; retenes con el Ejército, retenes a las salidas de los municipios, porque sabemos que vienen acá a robar y se van para los municipios, que el Ejército vaya a las comunas, que haga presencia”.

Actualmente la Policía Metropolitana de Neiva cuenta con un total de 247 motocicletas aptas para el servicio que son utilizadas por todas las especialidades entre ellas, personal de la vigilancia. Así mismo, actualmente hay 30 motocicletas en mantenimiento preventivo por cuestión de uso y garantía, para un total de 277 motocicletas. Hay que tener en cuenta que allí están reflejadas todas las motos. Incluyendo las motos que prestan su servicio en Palermo, Aipe y Rivera.

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *