Neivano creó un sistema de transporte sostenible para recolectores de basura

Los emprendimientos responsables con el medio ambiente aumentan en la ciudad. Johannes Cuéllar, un joven neivano, se ha dado a la tarea de mejorar la calidad de vida y las condiciones de trabajo de algunos recolectores de basura, trabajando para poder cambiar sus carretas por triciclos eléctricos.

En cuanto al funcionamiento técnico, los triciclos cuentan con un motor de 250 Watts con batería de litio de 48 vatios y un cargador de 110 voltios, tienen una autonomía de 60 kilómetros full carga y su máxima velocidad es de 50 km/h; adicionalmente, cuentan con una controladora y un sistema de aceleración digital.

Esta solución ecológica, que se mueve a velocidades más pacíficas, aunque fue pensada inicialmente para la recolección de basura, se ha venido utilizando en otras tareas, y ha comenzado a operar con Ciudad Limpia y Surabastos, y muy posiblemente con la Secretaría de Medio ambiente.

Los triciclos eléctricos pueden circular por ciclorrutas y buscan cubrir las necesidades de la nueva movilidad y colaborar en la conversión de las ciudades en lugares más amables, dando prioridad a los vehículos no contaminantes. Actualmente el equipo de Joule ha logrado desarrollar dos prototipos.

“Un vehículo con una capacidad de 800 kilos, que es el que les recoge a los vehículos pequeños mediante un sistema de levantamiento, desde el vehículo hasta el contenedor mayor, y este a su vez cuando llega su centro de acopio pueda también levantar y botar la basura. Tiene una cabina hermética muy segura”, explicó Johannes Cuéllar.

Estos triciclos eléctricos ayudan a la eficiencia y rapidez a la hora de realizar una entrega y evitan emisiones de gases nocivos a la atmósfera.

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *