Murió en un intento de hurto en Neiva

Se trata de Edwin Mauricio Cruz Calderón, de 38 años, quien fue asesinado por un sujeto armado, que pretendía húrtale $13 millones. Los hechos se presentaron en la entrada del establecimiento Borondo Bar, al sur de Neiva.

Luego de retirar una gran cantidad de dinero, en una entidad bancaria del San Pedro Plaza, Edwin Mauricio se dirigió hasta una estación de servicio ubicada en este sector de Neiva, para realizar el pago de la nómina a obreros que se encontraban trabajando en el establecimiento Borondo Bar.

Sin embargo, al llegar al lugar, fue interceptado por un delincuente, quien lo intimidó con una arma de fuego para que entregara el bolso, donde llevaba aproximadamente $13 millones, pero Cruz Calderón, se negó y en medio de un forcejeo recibió dos disparos, mientras que el sujeto quien no logró su cometido, se dio a la fuga en una motocicleta en compañía de otro hombre.

La víctima fue auxiliada y trasladada a un centro asistencial, en donde fue atendido por el personal de turno, pero, pese los esfuerzos de los galenos, Edwin Mauricio había llegado sin signos vitales, ya que los disparos recibidos, uno en el brazo derecho y otro en el tórax, habrían causado su deceso.

El hecho ocurrió al mediodía, en la calle Segunda Sur con carrera Séptima, el pasado sábado, a las afueras de un establecimiento nocturno que actualmente se encuentra en remodelación.

Víctima mortal

Edwin Mauricio, a quien llamaba por cariño ‘Cepillo’, residía en el barrio Luis Carlos Galán, era padre de dos niños y laboraba como contratista de obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *