La legalización del Canabbis es una amenaza a la salud pública: Julio César Triana

El Representante a la Cámara por el Huila, Julio César Triana, se opone al uso recreativo del Cannabis en Colombia. El congresista se convirtió en uno de los más fuertes opositores, argumentando que su aprobación representaría un riesgo para que aumente el consumo y la adicción.

En una reñida votación, la Comisión Primera de la Cámara aprobó en primer debate el proyecto que autoriza el porte y consumo de marihuana en Colombia. La apretada votación de 18 a favor de continuar la iniciativa, y 17 para archivarlo, se dio luego de una ardua discusión presencial entre los parlamentarios.

Una de las reacciones negativas generadas en el debate fue la del Representante Julio César Triana, quien afirmó que la legalización del Canabbis es una amenaza a la salud pública y el bienestar de niños y jóvenes.

“Son varios los riesgos en el que podemos incurrir, me refiero al riesgo de motivar la adicción, de que se aumente el consumo. Me refiero al riesgo de meter en problemas a los mandatarios locales o distritales, en lo que se refiere a dos conceptos que deben ir unidos a este debate: el concepto de salud pública y el concepto de seguridad pública”, dijo durante su intervención en la Cámara.

Triana argumentó que el uso recreativo del Cannabis es un incentivo a la generación de violencia y el deterioro de la seguridad ciudadana, sumado a que afecta la capacidad de conducción con el riesgo de accidentes.

“Fumar marihuana se asocia con inflamación de las vías respiratorias, aumento de la resistencia de la vía aérea e hiperinsuflación pulmonar. Y es que aproximadamente el 25% al 50% de quienes la consumen diariamente desarrollan adicción. El uso de marihuana perjudica funciones cognitivas y el desarrollo cerebral”, agregó el parlamentario, quien también expuso la necesidad de que el Estado invierta en clínicas que permitan la recuperación y la rehabilitación de estas personas.

La iniciativa, de los congresistas Juan Carlos Losada y Juan Fernando Reyes, busca modificar el artículo 49 de la Constitución para permitir el consumo del cannabis “como sustancia que no genera afectaciones reales a la salud y que, en consecuencia, no debería estar limitada por vía constitucional”.

La reforma establece que el uso y el consumo serán solo para mayores de edad, en los lugares establecidos por ley.

“Recientemente hubo una discusión también con el Código de Policía, porque se planteó que allí había medidas represivas sobre este particular, y entonces la misma Corte Constitucional se pronunció en la sentencia 253 del 2019. Discusiones constitucionales se han dado, jurisprudencia existe, pero lo que no podemos apartar de este debate, es que este es un problema multidimensional, por eso apoyé la ponencia de archivo”, concluyó.

Básicamente, el proyecto da vía libre para que quien consuma marihuana pueda ir a adquirirla a sitios previamente regulados para ello y que no ocurra como sucede hoy en día cuando estos consumidores deben ir a expendios ilegales.

Para muchos, el cannabis se ha convertido en un bálsamo para aliviar el dolor, inducir al sueño, estimular el apetito y amortiguar los golpes que a veces da la vida. Sus defensores afirman que reduce considerablemente el estrés. También puede ser útil, entre otras cosas, como analgésico, antiemético, broncodilatador y antiinflamatorio. No obstante, como quedó demostrado, también son muchos los críticos.

 

 

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *