La crisis por el COVID19 obliga a cancelar fiesta religiosa en Nátaga

No es tiempo de fiestas. La crisis por el coronavirus ha obligado a paralizar todo el país hasta tal punto que no se celebrarán fiestas patronales mientras persista el brote. Esta cancelación afecta, por tanto, a una de las fechas más esperadas del año: la fiesta religiosa en honor a la virgen de las Mercedes.

Más de 30 mil peregrinos, devotos de la virgen de las Mercedes, tendrán que rendirle tributo a la Patrona de los Reclusos, desde sus casas. Familias de distintos lugares del país visitaban la basílica del municipio de Nátaga, una obra arquitectónica que llama la atención por su imponente diseño.

Y es que cada 24 de septiembre, Nátaga recibía a miles de personas, que con fe llegaban a pedir favores o a cumplirle promesas a “la morenita” como le dicen los lugareños a su patrona, la virgen de los reclusos.

Este año la tradición de llegar al templo de la virgen de las Mercedes fue suspendida debido a la emergencia por el covid-19, así lo anunció en las últimas horas Héctor Ángel Amezquita, Alcalde de la población.

El mandatario de los nataguenses asegura que la decisión se toma pensando en el bienestar de los nataguenses y para evitar la propagación del virus, aseguró que la celebración será en casa y que a través de medios virtuales y en las redes sociales de la Alcaldía se emitirán algunos actos religiosos para conmemorar la fecha.

La basílica de la virgen de las Mercedes permanecerá cerrada y no se permitirá el ingreso de peregrinos al lugar, el alcalde pide a los devotos abstenerse de visitar en esta oportunidad la localidad e invita que se agenden para el próximo año, espera que la actual situación haya mejorado y así puedan llegar a uno de los templos católicos más hermosos de Colombia.

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *