EDITORIAL | ¡Aleluya Abiuth, Aleluya!

Lo primero que debió hacer el extesorero de las Empresas Públicas de Neiva, fue denunciar el robo continuado y no convertirse en cómplice. Queda claro que ningún ladrón roba sólo y más cuando se trata de cifras millonarias y procedentes del pago del servicio vital de agua potable, el aseo y el alcantarillado, este último, seguramente muy familiar para el indiciado. El hombre traicionó la confianza de un gran número de personas de la vida pública y privada de la región, la de su esposa y la de su amante. Tenemos conocimiento de la extensa red que se tejerá alrededor de este personaje siniestro, contador de políticos y empresarios muy cuestionados, en la liquidación de sus impuestos y declaraciones de renta, por eso, nos vemos obligados a contar la historia desde el comienzo.

¿Quién es Abiuth Laguna Rengifo, alias Aleluya? Con responsabilidad de buen gacetillero, aclaramos a la opinión pública que el saqueo a las arcas de las EEPP viene desde el año 2018. ¡Pero ya habíamos advertido del perfil sicológico de este embaucador y de su herencia criminal!, desde los enredos en un municipio circunvecino y su participación activa en la campaña de una lista al Concejo de Neiva; ¡por favor, lo dijimos a gritos! Haciendo remembranza ustedes deben recordar el nombre de SAMUEL LAGUNA RENGIFO, representante de la FUNDACIÓN ALELUYA y su ESPOSA, organización acusada de captar recursos de Dios (los diezmos de muchos pastores del país), falsedad en documento, enriquecimiento ilícito, lavado de dineros procedentes de EEUU, entre otros.

Abiuth, tiene familia en Neiva desde ya hace muchos años, honorable. Ella misma lo acusa de mal hermano, al tanto de negarlos y no dejarlos asistir a su matrimonio. Vamos entendiendo el por qué, y mi Dios sabe hacer las cosas mejor. ¿Les suena JURADÓ, Chocó? El municipio de las pescas millonarias por las ventajas geográficas que les ofrece el mar y las corrientes del pacifico, pues toneladas de coca y dólares amanecen sorpresivamente en las playas, y los envíos que no logran su objetivo, los pobladores con sus lanchas “armadas hasta los dientes”, salen a su cacería marítima. Es un pueblo también rico en oro donde llegan a comprar de todas partes de Colombia y Panamá, mezclándole harina. Tiene policía, pero no hay ley, en cada casa por humilde que parezca, cuelgan armas de corto y largo alcance. El susodicho fue tesorero y Secretario de Hacienda de Juradó, dejando a su paso investigaciones en la Contraloría del Chocó, por presuntos malos manejos de los recursos públicos.

¿Quién lo trajo a Neiva? La fuente nos contó que alias Aleluya aún envía encomiendas a su pueblo para participar de las pescas milagrosas con sus nuevos socios de Neiva, demostrando así que su ambición es insaciable. Sí, aquí debió encontrar un ambiente propicio para lograr con su lengua aduladora y una historia mentirosa de su vida (¿Alguno ya averiguó si sus títulos son verdaderos?), convencer a incautos, similar a la parodia del Embajador de la India y la de su hermano Samuel, quien estuvo prófugo en Bogotá y Barranquilla. No consume yuca sino huevos de tortuga para elevar su virilidad testicular, ¡vaya uno a saber! Este infeliz sinvergüenza se le veía en los mejores asientos de fiestas y reuniones de actos políticos, públicos, privados y hasta en casas de familias de viudas y mujeres engañadas por sus maridos. Logró permear un clan prestigioso de abogados, empresarios, políticos que hoy deben estar TEMBLANDO, porque entendiendo el actuar de este tipo de criminales, encantadores de confianza y débiles de espíritu, debe guardarles muchos secretos.

Este medio le deja a sus “anfitriones” la oportunidad y la des – vergüenza, de responderle a la opinión pública, el final de la respuesta. Y sencillamente porque cuando uno hace parte de una manada, viste, come, bebe, duerme como la manada…y no imaginemos más costumbres. De tesorero de Juradó, contratista de un municipio del Huila, sonó para tesorero de Neiva, y terminó como tesorero de Las Ceibas. Similar a la serie norteamericana “Mentes Criminales”, a alias Aleluya conviene realizarle un perfil psicológico personal y a los complejos escenarios que éste generó o donde se movió. “Si el criminal o los criminales no están identificados se les denomina ignoto (s) o sudes, este último un acrónimo de sujeto desconocido o sujetos desconocidos”, lo dirán los organismos de la justicia sí hay más implicados.

¿Quién lo metió a la vida pública y política? Hombre infeliz y miserable que no era capaz de ayudar a su propia sangre, ni con una libra de arroz. Salado como el queso rancio que usaba para preparar con carne de tortuga sancocho dizque chocoano. Así llegó a Neiva alias Aleluya, simpático y timador, precedido por credenciales y amistades afrodescendientes, gente digna y noble. Caló bien por su conocimiento numérico, goterero empedernido, habilidad para parlar de mujeres y boticario de afrodisiacos. Y como este medio sabe la verdad y el jefe de esa manada, les dejamos la canción de Celia Cruz y Lola Flórez Burundanga: “Songo le dio a borondongo, Borondongo le dio a Bernabé, Bernabé le pegó a muchilanga le echó a burundanga, les hinchan los pies – Monina – Songo le dio a borondongo, Borondongo le dio a Bernabé, Bernabé le pego a muchilanga le echó a burundanga”.

Si hubo desfalcos en Las Ceibas, en Juradó y enredos en una Alcaldía del Huila, la costumbre hace al maestro. En la investigación que adelantó la fiscalía a la Fundación Aleluya, existe un testimonio de una de sus víctimas que impresiona: “Calculo que esta fundación podría haber cometido una estafa que, si no llega al billón de pesos, está muy cerca de esa suma. Luego de siete meses de investigación pude constatar que para respaldar las grandes cantidades de dinero que le daban, entregaba a sus víctimas cheques de gerencia de hasta 50 mil millones de pesos, que, si bien no te tenían fondos, también resultaban falsos”.

Solo con la aplicación de una especie de “burundanga ejecutiva”, para dormir a sus víctimas y perpetrar todos estos actos que ya son escándalo nacional. No afectará la buena imagen del mandatario de Neiva, porque su proceder ético ha sido impecable, pero si le conviene hacer una purga y tener mucho cuidado con sus más cercanos colaboradores. Recordar que hay nuevos amigos que llegaron en globo cuando con otros le tocó subir cuesta arriba la montaña para ver salir el sol, esos globos a veces eclipsan la grandeza de los hombres. Él mismo exigió a los organismos de control actuar con la mayor prontitud e ir tras de quienes están detrás de este delito para que la ley caiga sobre todos los implicados. ¡Y a la gerente, felicitaciones valiente mujer!

El perfil de estos bandidos es actuar con supuesta sabiduría legal y medir los alcances penales de sus delitos y sortear la defensa. Pero son dineros públicos, impuestos sagrados, recursos del pueblo, patrimonio de toda una comunidad. Tiene oficio la Unidad Administrativa Especial Junta Central de Contadores o JCC, encargada de regular la expedición de las tarjetas profesionales para contadores. Esta entidad vela por el cumplimiento legal, académico y ético en las labores profesionales de los contadores de Colombia, para que alerte a los organismos tributarios, fiscales y de impuestos sobre los actos del Señor ABIUTH LAGUNA RENGIFO, alias ALELUYA, con tarjeta profesional T-133914.

3 comentarios en «EDITORIAL | ¡Aleluya Abiuth, Aleluya!»

  • el 01/09/2020 a las 11:41 am
    Enlace permanente

    Totalmente falso q en Jurado’ en cada casa haya un arma , deben informarse al hablar. Les hago saber q los delitos son individuales y por ello debe pagar quien los cometa.
    Jurado’ es un pueblo de gente buena , trabajadora , más allá de que cualquiera como perdona sé equivoque .En verdad no recuerdo con mis 39 años de edad q haya arrimado en la playa toneladas de droga y dinero como lo están manifestando , de dónde sacaron esa falsa información , q calumnia más grande.
    Si bien es es cierto q este señor haya robado dicha empresa como lo están manifestando no es menos cierto q sus afirmaciones llevan veneno , odio , violencia y todo tipo de racismo incluido.Les agradezco q corrijan esa mala e irrespetuosa información sobre mi pueblo “Jurado'”

    Respuesta
  • el 30/08/2020 a las 12:50 pm
    Enlace permanente

    Totalmente de acuerdo, mas que resaltar la falta cometida por el ex funcionario, se siente un poco de xenofobia, se puede informar si crear sesgos y pasiones.

    Respuesta
  • el 28/08/2020 a las 12:15 am
    Enlace permanente

    Me parece una falta de respeto que hablen de un municipio del cual no tienen una pizca de conocimiento y solo escriban basándose en la palabra de una persona que muy seguramente jamas en su vida a tocado las playas juradoseñas, porque que lo que están diciendo en este articulo sobre JURADÓ CHOCÓ no son mas que toneladas de mentiras.
    El hecho de que el señor Abiuth quien dicen que cometió el fraude, sea juradoseño no les da el derecho a decir blasfemia sobre juradó.

    Respuesta

Responder a Yidys Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *