EDITORIAL | ¿Se conspira en la Alcaldía de Neiva? Primera entrega

Gorky Muñoz configuró un equipo de gobierno diverso en tendencias políticas, de avanzada en el orden constitucional, democrático en el espíritu de la paz como derecho universal, deliberativo en su condición natural de no reconocer enemigos. Es sin duda el Alcalde de la vida y la paz: a pesar de no contar con formación en sociología, antropología, filosofía, ciencias políticas o derecho. Su vida y obra bastaron para inspirar un Plan de Desarrollo profético y único en el país, frente a la realidad actual del mundo. Gobierna con firmeza y paciencia en tiempos apocalípticos, respeta la opinión del otro si la razón la sustenta, y otorga garantías al opositor para la crítica constructiva. Hoy él se mide como uno de los mejores alcaldes del país, en esta crisis planetaria y civilizatoria, ante la alerta de extinción que nos develó el coronavirus.

Dicen que todos los gobiernos del mundo enfrentan conspiraciones para tejer marrullas y tratar de meterle zancadillas a quienes están más cercanos al gobernante e incidir con mayor participación en la toma de decisiones. Lo hacen sectores o partidos que no se sienten incluidos, ni representados, quienes buscan cerrar el cerco a su favor y coger el control del poder, máxime si el gobernante se destaca entre los mejores. Desde este medio de comunicación, no podemos ser ciegos ante semejante conspiración que es más que evidente; los ataques mediáticos permanentes a través del ciberespacio y en particular de un medio escrito lleno de noticias envejecidas como su dueño, cargadas de odio y miedo a la quiebra.

El desfile a diario de una camada de hackers, bodeguitas, sociópatas, sicópatas, desdibujan el trabajo honesto de excelentes comunicadores que, frente a la noticia objetiva y real, son borrados de sus medios por la borrasca de calumnias y mentiras que tergiversan la verdad y configuran una matriz de opinión negativa contra el Alcalde y sus aliados más cercanos. Los protagonistas de la conspiración hacen de la amenaza y el chantaje, una primicia que tiene más de mentira y extorsión que de realidad, con aromas de chisme y veneno. Ellos confrontan ilícitamente la vida personal y los actos públicos de amigos y secretarios ante una opinión pública ávida de espectáculo farandulero. El “escándalo” es el arma letal que usan a la velocidad de la luz por todas las redes sociales, disfrazado de dato, información, noticia o exclusiva, atreviéndose a enviar emisarios con propuestas oscuras a las puertas del palacio municipal, buscando saciar sus bolsillos, convirtiendo la mentira en una empresa criminal.

Pero ¿Se conspira en la Alcaldía de Neiva?, nosotros sabemos que SÍ, contra secretarios, aliados y comunicadores cercanos al Alcalde. Varios cargos que consideran claves para lo que creemos, será el comienzo de una campaña al Congreso y a la Alcaldía 2024-2027. Ellos, ellas y ‘elles’, son ayudados por “amigos de afuera”, algunos son periodistas, sindicalistas, diputados, concejales, exdiputados, exsecretarios, exconcejales, secretarios Casaguistas, excandidatos al congreso, pastores y funcionaros de segunda calaña. Sí, y es en el seno de la caldera política municipal y regional, desde donde se encubre un golpe de opinión negativo contra el Alcalde, secretarios y escuderos cercanos; la agenda conspirativa apunta a: Contratación, Educación, Jurídica, Planeación, Movilidad, SETP, a otros y a asesores del quinto piso.

La necesidad hace al ladrón. Odian a los viejos amigos del Alcalde, pretenden encerrarlo, chantajearlo y apropiarse del gobierno. “Es el primer ataque… espere… espere…”: vociferaba el bailarín. Y lograron victorias a medias, Ahora les debe preocupar que esa lista de conspiretas insidiosos, será divulgada con su rabo de paja por este medio, con pelos y señales; cosa que poco les importará porque ya están bien anclados en el gobierno y se atragantan del escaso poder que ostentan. Nuestros abuelos nos enseñaron que el pan se puede quemar en la puerta del horno y “tacaron burro”, porque en la mesa de billar de la política, quien más carambolas hace es el gobernante que tenemos, y de tres bandas.

Presenciamos el comienzo desde muy temprano de aspiraciones electorales, las cuales quieren crecer y amamantasen con afán desesperado, de los pitones del alcalde, de donde no da leche, pero con ÉL tienen que ser creativos. Sueñan en despachos importantes para usarlos como trampolín clientelista y financiero, en sus ambiciones de poder. Por ahora, desearle al alcalde mucha suerte y orar para que siga por buen camino, espantando hienas y leones con muchísima hambre. A los conspiretas, aconsejarlos a no jugar con fuego y a trabajar por Neiva; sean honestos y den ejemplo aplicando sus creencias. Salmo 25: 14 “Los secretos del Señor son para los que le temen, y Él les dará a conocer su pacto”.

¡Ah trabajar flojos!, esta historia continuará…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *