La ‘Jugadita’ del concejal Juan Diego Amaya

Mal parado ante las mujeres rurales quedó el concejal de la Fuerza Ciudadana, Juan Diego Amaya, quien debió presentar ponencia a un proyecto de acuerdo que beneficiaría a las mujeres de la zona rural, pero éste, nunca llegó.

El proyecto de acuerdo N. 025, por medio del cual “se crea el Fondo Municipal de Financiamiento para la mujer rural neivana – FOMFIMUR”, estaba programado para ser discutido en plenaria (segundo debate), en la sesión de este jueves 30 de julio, pero el cabildante nunca llegó, a pesar del receso que se aprobó por los demás concejales para darle espera al ponente y dar discusión a tan importante iniciativa.

A la sesión estaban citados los funcionarios: Camila Ortega (secretaria de la mujer), Julián Andrés Bolaños (Secretario de Hacienda) Octavio Cabrera (Secretario de Medio Ambiente) y Alexander Díaz (secretario de Competitividad) y en línea, esperaban ansiosas, representantes de diferentes organizaciones de mujeres de la zona rural de Neiva, quienes creían que este proyecto se convertiría en acuerdo municipal, el cual les entregaría herramientas y recursos para emprender sus iniciativas locales.

La autora de este proyecto, era la concejal y presidente de la corporación edilicia Victoria Eugenia Castro Silva, y el concejal ponente, encargado de desarrollar la respectiva presentación, era el concejal Juan Diego Amaya.

El ponente, debía socializar el proyecto y los beneficios que este generaría para la mujer rural del municipio de Neiva, quienes por años han permanecido sin un respaldo efectivo por parte del gobierno local. Con su ponencia, éste, se sometería a votación.

La sorpresa de la mañana, fue la inasistencia de Amaya, quien no se presentó a la sesión. Ante esta falta de compromiso, la presidente de la corporación y autora del proyecto, tuvo que continuar con el orden del día y de esta manera dejando archivada esta importante iniciativa, debido a que, sin la presencia del concejal ponente, no podía darse la discusión y aprobación del mismo.

Entre los concejales se comenta, que esta fue una “jugadita” del concejal Juan Diego Amaya, para que no se aprobara la iniciativa, con autoría de Castro Silva, con quien sostiene algunas diferencias.

Como dice el dicho, “el que predica y no aplica, mucho perjudica” y es que la frase tiene relación con Amaya, quien, un día antes, expuso ante todos los concejales y en sus redes sociales, la claridad del trabajo de los cabildantes en la corporación, relacionado con las inasistencias injustificadas y el deber moral de votar y participar de la votación de los proyectos de acuerdo. Algo que no hizo en esta ocasión.

Desde Onda Opita intentamos buscar comunicación vía telefónica con el concejal, pero no fue posible una respuesta sobre su inasistencia a esta sesión.

Amaya sin dar ningún tipo de explicaciones sobre su falta, se apareció sobre las 10 de la mañana al parque metropolitano, lugar donde por estos días se están reuniendo los concejales y a donde debió haber llegado a las 8:00 a.m.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *