En riña terminó rumba clandestina de cuatro cabildantes y el secretario del Concejo de Pitalito

Los videos de la pelea y las agresiones están en poder de las autoridades y de la Inspección de Policía Municipal, sin embargo, solo se habría emitido un comparendo contra uno de los concejales.

Cuatro concejales del Valle de Laboyos, hoy son objeto de críticas por parte de la ciudadanía, quien ha rechazado rotundamente que, como servidores públicos, no den ejemplo y estén participando de rumbas clandestinas, violando el toque de queda, ley seca y medidas sanitarias impuestas para prevenir el contagio y propagación del coronavirus, cuando en la actualidad, este municipio alcanza los 45 casos positivos.

Y es que la “rumbita” les salió cara; a puños terminó con la Policía la fiesta de cumpleaños el pasado jueves 23 de julio en horas de la noche. El bochornoso hecho, que tiene en el ojo del huracán a cuatro cabildantes y al secretario del Concejo de Pitalito, tuvo lugar en la residencia de uno de ellos, donde se violaron todas las normas decretadas por el Gobierno Nacional y local por la cuarentena.

Pero lo más grave es que, hasta el momento ni la Policía de Pitalito ni otras autoridades han procedido a las denuncias correspondientes por estos actos protagonizados por los servidores públicos.

Los videos de la trifulca y las agresiones están en poder de la misma Policía y de la Inspección de Policía Municipal pero solo se emitió un comparendo contra uno de los concejales.

Esos videos, al parecer, los conocen la teniente Silvia Rodríguez, encargada del comando de Policía de Pitalito (¿tendrá que ver el hecho de que es hija del concejal Guillermo Rodríguez?) y el inspector Cristian Tejada.

Tanto la policía de Pitalito como el comando del Huila se han negado a responder preguntas que les han formulado periodistas sobre estos hechos.

¿Caso Usted no sabe quién soy yo?

En la rumba de cumpleaños en el conjunto residencial La Reserva estaban el presidente del Concejo Armando Aguilar, el secretario de la corporación Carlos Vega y los concejales Germán Gonzalo Díaz, Manuel Muñoz y William Arboleda.

Los que terminaron a puñetazos con los uniformados, cuando éstos les exigieron su identificación, fueron el presidente Aguilar y el concejal Díaz, luego que los agentes llegaran atendiendo quejas ciudadanas y cuando ya un mariachi entonaba los primeros compases.

Estos no contentos con supuestamente faltarle el respeto a los uniformados de la Policía, los habrían desafiado recordándoles quienes eran, hoy la ciudadanía pide la renuncia o un castigo ejemplar para los concejales involucrados incluido el secretario del Concejo, ya que deben ser los primeros en dar ejemplo.

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Comente aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este anuncio publicitario se cerrará en segundos.