Coliseo de Neiva se convirtió en el albergue para 300 habitantes de calle

Los habitantes de la calle ingresaron voluntariamente al Coliseo Cubierto Álvaro Sánchez Silva, donde recibieron diferentes atenciones por parte de algunas dependencias de la Administración Municipal.

Un cambio de vida, buscando ante todo garantizar su salud, vivieron hoy más de 150 habitantes de calles, quienes voluntariamente llegaron hasta el Coliseo Cubierto Álvaro Sánchez Silva, para acogerse al programa “Primero Mi Gente”, que busca brindar acciones de mitigación del riesgo de contagio, para estas personas.

En ese sentido, el Coliseo Cubierto de la ciudad, fue acondicionado durante las últimas semanas, para convertirse en albergue provisional para estas personas. De esta manera, podrán recibir atención médica, alimentación, vestuario, y un techo en el cual resguardarse. Junto a los habitantes de calle, adultos mayores y trabajadoras sexuales, también se beneficiaron de este programa.

“Hoy vamos a ingresar a un baño, de desinsectación para el habitante de calle, el vestuario que traen se va quemar o se bota, se les va a dar una dotación totalmente nueva y una ropa donada que ha sido desinfectada. Después pasan al siguiente filtro que es donde le van a cortar el pelo y después pasan a un registro y le hacen unos exámenes médicos y vamos a hacer una identificación de ellos, para finalmente firmar el acta” explicó Camila Ortega Suárez, Secretaria de la Mujer, Equidad e Inclusión de Neiva.

Desde las 9:00 am, fue habilitado el Coliseo para albergar a estas personas, que voluntariamente y gracias a la socialización hecha por el programa Casa del Habitante de Calle, se animaron de participar.

El principal objetivo de este albergue es evitar el contagio del COVID-19 para estas personas, por lo que tendrán todas las condiciones de higiene para garantizar su adecuado aislamiento preventivo.

“No podemos obligarlos a que estén aquí. Han llegado por su propia voluntad, pero el habitante de calle que se quiera ir, no podrá volver a ingresar, esa es el acta que ellos van a firmar donde se comprometen a seguir con todas las normas, el habiente que robe o haga un daño será expulsado” agregó Camila Ortega.

La Secretaria agregó que durante la estadía en el albergue, serán sometidos a un proceso de desintoxicación de sus cuerpos, de sustancias psicoactivas.

Para John Fredy Collazos, un habitante de calle que llegó este lunes en la mañana al albergue, lo más importante es volver recuperar su familia y que la sociedad le dé una nueva oportunidad. “Muchas gracias Alcaldía por colaborarnos con este sistema, esperamos que nosotros las personas que consumimos droga y que hemos estado en este vínculo de la calle, tenemos muchas capacidades, yo trabajé muchos años en Hogares Claret, en comunidades terapéuticas, programas de recuperación con adolescente, esperamos que nos colaboren y nos ayuden con un apoyo de volver a integrarnos a la sociedad y poder tener nuevamente un vínculo con la familia.

Durante este tiempo, los habitantes de calle, familias, adultos mayores y trabajadoras sexuales que no tienen hogar y que lleguen al este alberge se les garantizará las tres comidas y en articulación con la Secretaría de Deporte y Recreación y Cultura se les realizarán actividades físicas y culturales con el fin de mantenerlos entretenidos durante este tiempo de crisis por la que atraviesa el país.

Estas jornadas de recreación, consistirán en pausas activas musicalizadas, estrategias de aprovechamiento al tiempo libre para poderlos rehabilitar, actividades de aeróbicos, estimulación de articulaciones, juegos pre deportivos, entre otras, siempre buscando evitar que en cada una no participe un máximo de 10 personas.

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Comente aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *