Opinión | ¿De cuál eje cafetero hablan?

Históricamente la Federación Nacional de Cafeteros y el país en general, han puesto la mirada en el “eje cafetero” (Caldas, Quindío, Risaralda) y Antioquia, como los polos productores de café en Colombia. De esta forma, el Estado ha proyectado el desarrollo y apoyo a esta región en todos los campos. Teniendo en cuenta además, que la producción y exportación del café colombiano contribuye con su aporte a la balanza comercial; o por lo menos para hacer ver menos catastrófico el resultado del ejercicio de importaciones versus las exportaciones en nuestro país. De esta forma, podemos ver que gran parte de los beneficios, la publicidad, los comités y otros, siempre se priorizan es, mirando estas regiones; siendo estos muy importantes en la participación como productores del grano en nuestro país.

Si lo miramos desde las cifras, las mismas indican que la producción de café es importante en los departamentos consentidos o “mimados” por el Gobierno central, pero deteniéndonos en estas, y con base al sector geográfico al cual hacemos referencia, podemos decir que Caldas es cuarto en el ranking nacional con el 8.85% de participación en la producción nacional, Risaralda ocupa el séptimo lugar con el 5.85%, en el puesto once esta Quindío con el 2.89%, Antioquia es segundo con el 15:92% y como para completar la información, el departamento del Tolima es tercero con el 12.70%; Como podemos ver, la participación del llamado eje cafetero es del 17.59% (cuatro departamentos), siendo esta una cifra muy importante de participación, pero no podemos desestimar al departamento del Huila que ocupa en el ranking nacional de productores de café el primer puesto con el 16.91% (solo el departamento del Huila y sin ayuda). Para que el departamento del Huila ocupe este primer puesto, cuenta con las ventajas no del Gobierno Nacional sino las propias que da la madre naturaleza, clima propicio para el cultivo y cosecha del grano en todo el departamento y en los cuatro puntos cardinales, lo que hace que todo el año haya cosecha del mismo, ya sea como cosecha de periodo, mitaca o traviesa, y de “ñapa” también ocupa el primer lugar en la producción de café suave y especial en el país, logrando puestos muy importantes a nivel mundial —las estadísticas anteriores son del año 2015— .

Como vimos en las cifras que se refieren al total de la producción del llamado eje cafetero, este apenas logra sobre pasar al departamento del Huila en menos de un punto; ¿luego no es suficiente que el solo departamento del Huila sea el primero en el ranking nacional? Porque si de hacer montonera se trata, entonces tomemos al Tolima grande que entre los dos departamentos que lo componen es decir; Huila y Tolima la participación de esta nos da el 29.91%, cifra infinitamente superior a la de los tres departamentos llamados cafeteros.

El anterior análisis, no es solo cuestión de cifras. Aquí podemos detenernos para buscar cuál es el pecado que se ha cometido para que el Estado no le dé la importancia que se merece el Huila, digamos que dentro de la misma federación nacional de cafeteros se debe dar más importancia a esta región, pero también se hace necesario que el mismo departamento reclame el protagonismo por medio de sus diferentes líderes y voceros. Si miramos el tema del gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, la elección de este se dio sin tener en cuenta a por lo menos un Huilense experto en el tema —entiéndase perfil para el cargo—.

Si bien se ternó a Luis Guillermo Vélez para ocupar el cargo, este ni es Huilense, ni es Experto en café; digamos que es un gran ejecutivo que hoy suena (hasta antes de ser nombrado Secretario General de la presidencia) para cubrir cuanta vacante importante hay en el país, pero también hace parte como ficha del ajedrez y las jugadas estratégicas de la política nacional. Los otros ternados tampoco tenían nada que ver con el departamento del Huila; una región que es primera en el ranking de productores de café nacional —2’444.036 sacos en el año 2015—, y primer productor de cafés suaves y especiales del país. Estamos hablando de Adriana Mejía Cuartas (caldense) y de Roberto Vélez Vallejo (Pereirano). Si bien la postulación de los ternados se hace en el seno del Comité Nacional de Cafeteros, esto no indica que la elección esté desprendida de morbo e intereses politiqueros; como prueba de ello está que el “conclave” para la elección del gerente, está compuesto por el Ministro de Agricultura, Hacienda, Comercio y el Director de Planeación Nacional, quienes buscan satisfacer los intereses del Gobierno con sus jugadas estratégicas y políticas. Mientras tanto el departamento del Huila seguirá siendo un convidado de piedra en la participación que se dé tanto dentro del Gobierno como al interior del sector cafetero y solo le tocará conformarse con el título moral o rótulo de “primer productor de café del país”.

¡Hasta la próxima!

Por: Ricardo Alonso Puentes
@RiCaPul

Ricardo Alonso Puentes

Nacido en Rivera (Huila), residente en Santiago De Cali - Administrador de Empresas, Abogado, Especialista en Finanzas, Periodista deportivo de la Universidad De Rosario de Argentina. Comentarista de Onda Gol - Alfa estéreo 107.8 FM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *