Opinión | No hubo compra de votos

Por Samuel Gutiérrez

No cabe duda que desde hace años hay toda una estrategia andando para destruir la imagen del expresidente Álvaro Uribe. La izquierda en Colombia sabe que la única opción que tienen de llegar a la Casa de Nariño, es destruyendo el concepto bueno que tenemos la mayoría de colombianos del hoy Senador. Han usado cualquier cantidad de artimañas, inventado mil cuentos, acusado sin fundamentos, difamando a diestra y siniestra sobre el actuar del político más relevante de nuestra historia republicana. La última perla que sacaron, la más absurda de todas en mi concepto, fue señalar a Uribe de comprar votos. Es hasta estúpido pensarlo, se le puede acusar de manera infame de muchas cosas, o culparlo por algunos errores normales en su largo trasegar político, pero lo que jamás podría pasar por la cabeza de alguien mínimamente sensato, es que el expresidente compra votos.

Uribe Vélez ha sido el único candidato presidencial que ganó ambas elecciones en primera vuelta. Todos sabemos que puso a Juan Manuel Santos en la presidencia en 2010, que en 2014 le ganó a este con Óscar Iván Zuluaga en primera vuelta, pero que con dineros de Odebrecht y el sonado montaje del hacker lograron imponerse en la segunda. Por si fuera poco, contra todo pronóstico triunfó en el plebiscito del 2 de octubre de 2016, ganándole a toda la clase política tradicional, que derrocho en esa campaña grandes sumas de dinero, para rematar en 2018 vuelve y les gana, con su definitorio apoyo y apadrinamiento, consigue ganar la presidencia, esta vez con Iván Duque, un brillante Senador, inteligente, gran conocedor de las necesidades del país, además de cómo solucionarlas.

Claramente esto es lo que más molesta a la izquierda. Les fastidia ver el enorme cariño que millones de colombianos le tienen a Álvaro Uribe Vélez, hoy Senador, también el más votado de la historia. Ahora intentan venderles la idea a las nuevas generaciones, como la mía, que creen en todo lo que se les dice sin investigar; que todos estos triunfos mencionados se deben sólo a la asqueante maña de comprar votos. Ocultando la realidad, que todo este fiel y decidido apoyo en las urnas se debe a una muestra de afecto del pueblo, debido a sus excelentes resultados como mandatario. Él fue quién rescató de la hecatombe en la que se encontraba el país antes del 2002 y eso nunca lo vamos a olvidar.

Por estos días han recordado la campaña del 2018, donde se salvó al país de las manos del fracaso socialista del siglo XXI, en consecuencia, para acusar al presidente Duque de comprar votos para hacerse elegir. Debido a unos supuestos audios donde un charlatán conocido como “Ñeñe Hernández” al parecer usaba como excusa la campaña “Duque Presidente” para recaudar dinero.

Como solo han sido supuestos los que se han citado y hablado, debo suponer yo, por el conocimiento de causa que tengo sobre el manejo de la campaña presidencial de Duque, que este señor “Ñeñe” lo único que hacía era usar el nombre del presidente Duque y el del expresidente Uribe para mostrar poder y ganar reconocimiento.

¡No hubo compra de votos! Con la certeza de quién estuvo en esa campaña desde el día cero, lo afirmo.

Luigi Echeverry el gerente de la campaña “Duque Presidente”, manejó personalmente todo el tema de recursos, de una manera seria, estricta y muy austera. En campaña estuve en muchísimos grupos de WhatsApp, pendiente de la campaña en varios municipios; en dichos grupos había personas de todos los departamentos del país, y la queja en primera y segunda vuelta siempre fue la misma, no hay recursos, no hay publicidad, no hay gorras, no hay manillas. Lo poco que se tenía se hacía rendir, usamos nuestras redes sociales para multiplicar las propuestas de nuestro hoy presidente. Estuvimos de calle en calle hablando con la gente, ganándonos el cariño de los colombianos, interactuando con gente buena que no pierde la fe en nuestras instituciones, gente buena que agradece y valora el legado y tesis de Uribe. Así ganamos, así los derrotamos en primera y segunda vuelta.

Luigi siempre, varias veces por semana nos decía, prohibido recibir dinero a nombre de la campaña. A nadie en segunda vuelta se le aceptó donaciones; con préstamos y anticipos se trabajó. Iván Duque se dedicaba a recorrer el país, tomándose fotos con todos los colombianos. Dinero él no manejó; pensar que él ordenó comprar votos es una desfachatez. El presidente Duque es una persona honorable, intachable, es uno de los hombres que más admiro, por su seriedad, coherencia y su rectitud. Siempre pedía que no maltratáramos al contendor, que hiciéramos una campaña de ideas, de soluciones y no agresiones, así lo hicimos.

Poco me interesa si alguien cree que estoy parcializado, claro que sí. Es una columna de opinión, no un reportaje periodístico. Petro que siga llorando en Twitter todo el día; sus votos fueron fruto de los malquerientes de Álvaro Uribe, de la polarización y del apoyo innegable de la dictadura chavista. Petro que siga acusando sin fundamentos de corrupción al presidente Duque, al final causa gracia. Acá el ex terrorista es él, al que filmaron recibiendo fajos de billetes fue a él, que no sea cínico y cobarde; no tiene la más mínima moral para referirse sobre algún tema nacional.

La izquierda seguirá y seguirá en su estrategia de destruir la imagen de Uribe, de Duque y del Estado colombiano en sí, nosotros estaremos prestos a defender la verdad, y la verdad en este caso es una sola. El presidente Duque es una persona honorable en todo el sentido de la palabra, y compra de votos no hubo.

Comente aquí

12 comentarios en “Opinión | No hubo compra de votos

  • el 13/03/2020 a las 10:15 am
    Permalink

    Eres idiota o te caiste de la cama al nacer, con esa cara creo que sí te dejaron caer la cama y de paso “el celebró” que tienes te quedó sirviendo para nada.

    Respuesta
  • el 13/03/2020 a las 9:40 am
    Permalink

    Izquierda pa qui, izquierda pa lla, CLARO es el que el Ñeñe Hernandez fue un infiltrado JA JA JA y Uribe el que vive comentando todo el Twitter NUNCA LO SUPO, solo los estúpidos le creen, lavabotas cínico y sinvergüenza, tenia que ser seguidor de la LACRA DE URIBE.

    Respuesta
  • el 12/03/2020 a las 7:25 am
    Permalink

    Así se le habla a los lame culos

    Respuesta
  • el 12/03/2020 a las 6:11 am
    Permalink

    Lameculos, quiere que le den un cónsul en algún lado o que

    Respuesta
    • el 12/03/2020 a las 7:28 am
      Permalink

      Este lameculos uribestia que poca visión de la realidad nacional tiene, un pobre arrodillado con una pluma queriendo tapar la realidad

      Respuesta
  • el 12/03/2020 a las 5:42 am
    Permalink

    A mi no me meta en esa ralea que le lamen las bolas a Uribe. Yo si tengo dignidad. Que a usted le gusten los paracos y los traquetos no quiere decir que todos somos de su nivel. Y el hecho de que no estemos de acuerdo con este narco gobierno no nos hace de izquierda. MADURE PERDEDOR
    .

    Respuesta
  • el 11/03/2020 a las 6:07 pm
    Permalink

    Esto si es mucho pendejo, se regala para un machuco de huevas y presta el martillo y el yunque,… El lava perro este.
    No soy dr izquierda, soy un colombianos mas indignado por ese fascista se Uribe, mucho daño le ha hecho al país s.

    Respuesta
  • el 11/03/2020 a las 12:50 pm
    Permalink

    Con todo el respeto, pero que hacen contratando este tipo de personas tan extremistas en un medio informativo, sólo genera odio, y realizando una información tan a la ligera sin conocer la verdad a punto. La verdad deprorable este tipo de columnistas, no soy ni de izquierda ni derecha, pero ya tantas veces que miembros del grupo de trabajo que son encarcelados y el señor no sabe nada, idiotas no somos.

    Respuesta
    • el 11/03/2020 a las 10:12 pm
      Permalink

      Que va saber este imberbe lo que ocurre en las altas instancias de la politiquería. Acaso es perro faldero de los politiqueros para asegurar, cuál sentencia divina, que no hubo nada, que no pasó nada, que Alvarito es sólo un pobre profeta sacrificado por muchos de este pueblo primermundista desagradecido. La cruel realidad no les toca a esos seres mágicos, espirituales, tocados por la divinidad sindicalizados en el nefasto CD (concierto delincuencial?). Otra realidad encontrará cada día producto de la politiquería corrupta y criminal cuya máxima expresión se refleja en “los buenos muchachos” compinches del narcoparcosenador.

      Respuesta
  • el 11/03/2020 a las 10:35 am
    Permalink

    Al menos deje que las autoridades investiguen antes de ud hacer juicios sin tener ningun valor.

    Respuesta
    • el 11/03/2020 a las 12:07 pm
      Permalink

      Que va payaso. Pues hay otra gran cantidad de millones que no creemos en ese hampon. Y creo supera sus millones. Y de izquierda no soy. Pendejo

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este anuncio publicitario se cerrará en segundos.