Mis trillizas fallecieron por negligencia de Coomeva EPS: Padre afectado

Sebastián Correa, residente en Florencia, que anhelaba ser papá, perdió a sus trillizas que venían en camino, todo por negligencia de la EPS. Su esposa alcanzó a llegar a la clínica Medilaser de Neiva, pero lamentablemente sus tres bebés fallecieron.

En esta ocasión, Sebastián Correa Salazar, se convirtió en otra víctima de las EPS que operan en el país. El joven de 24 años natural de Florencia, Caquetá, que soñaba por primera vez ser padre de familia, no alcanzó a vivir esa felicidad, porque la falta de atención oportuna y la negligencia de la EPS Coomeva, no se lo permitieron.

Agregó el acongojado joven Sebastián, que tras el delicado estado de salud en el que se encontraba su esposa a raíz de su riesgoso embarazo, la EPS Coomeva, no entregó respuesta alguna y se negó en autorizar la remisión de Jessica Motta, a un centro asistencial de cuarto nivel para poder salvar a sus trillizas.

“Desde que mi esposa cumplió 4 meses de embarazo, nos enteramos que eran trillizas, por tal razón estuvo siempre en controles por tratarse de un embarazo de alto riesgo, últimamente ella sentía fuertes dolores y la respuesta del especialista de la EPS es que esos dolores eran normal y siempre que iba a control le decía el médico que eso era muy normal” narró.

Al ver la negligencia de la EPS Coomeva, Sebastián Correa, relató a OndaOpitaTV, que por tratarse de un parto de alto riesgo, el hospital de Florencia, ordenó el traslado de su esposa Jessica Motta Burgos, a la clínica Medilaser de Neiva, donde lamentablemente sus tres bebés, mejor dicho, sus trillizas, fallecieron en el vientre de la joven madre.

“Esperamos hasta el último momento, pero como la EPS Coomeva, no nos respondió la solicitud urgente de traslado, el Hospital de Florencia al notar que lo de mi esposa era urgente y prioritario, nos ayudó a realizar el traslado de mi esposa a la clínica Medilaser de aquí de Neiva, pero fue demasiado tarde, uno de los bebés murió en Florencia dentro del vientre y por eso fue la remisión urgente porque los otros dos bebés estaban vivos, pero cuando llegamos a Neiva, el médico luego del dictamen nos dijo que no había nada que hacer, fallecieron mis trillizas, para mi esposa ha sido muy duro como para mí como papá”

A raíz de esta grave situación, el joven Sebastián Correa Salazar, anunció acciones jurídicas contra la EPS Coomeva, al señalar que esta entidad de salud, es la directa responsable, que su esposa hubiera perdido sus tres bebés y el anhelo de ser padre.

Comente aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *