Opinión | El gran reto de Morán en el Concejo de Neiva: ética y política

Comparta

Por José Paúl Azuero Bernal

Escuchar a un ser humano hablar sobre el concepto de pobreza y enmarcarlo en el pensamiento de grandes hombres que en la historia de la humanidad lucharon y ofrendaron su propia vida para erradicarla definitivamente de su país, llama la atención. Nos sorprende más cuando quien lo expresa hoy está investido como Concejal de Neiva, un honor de la democracia que le otorga la ciudadanía. Morán  manifiesta que su gran reto es la lucha frontal contra la pobreza. Utiliza un lenguaje sencillo pero contundente y rico en expresión oral para relacionar con su autobiografía temas como la esclavitud, la exclusión, la pobreza y la guerra. “No podemos asumirlas como fenómenos naturales porque son creaciones del hombre y pueden superarse por la misma acción de los seres humanos”. “Compadre, depende de la voluntad política y del amor por los más necesitados”.

“Hay que estar al servicio de causas nobles, trabajar con la gente, darle la mano al caído, todos merecemos las mismas oportunidades, de eso se trata somos creyentes y respetamos a Dios, pero no practicamos la justicia”. No es cuestión de caridad ni de lástima, mucho menos de paternalismos, es la protección de los Derechos Fundamentales del  Hombre, el Derecho a la Dignidad Humana y a tener una Vida Decente. Sí, el pensamiento profundo de un nuevo liderazgo que considera la pobreza, el crimen más cruel contra la humanidad, la nueva esclavitud. Nélson Mandela nos legó  mensajes muy parecidos cuando afirmó que de persistir la pobreza en el mundo no habrá verdadera libertad. Prosélito de pensadores alternativos y defensores de la democracia liberal y progresista, este líder sabe que Neiva no es ajena a semejante “flagelo”.

Trabajó en espacio público, una actividad de la Secretaría de Gobierno Municipal y tuvo que vivir en carne propia la relación hostil entre territorio, mercado y legalidad. El derecho al trabajo convertido en rebusque, buscando respuestas a la contradicción dialéctica entre sobrevivir y dignidad humana. La política pública incapaz de resolver de fondo el malestar económico de la población excluida, que no tiene otra salida que la informalidad en todos los ámbitos del mercado legal y supuestamente ilegal. Ese capitalismo mojigato que es una ilusión porque la realidad es otra y la justicia exegética del bufete público, no puede superar las demandas de la justicia social.

Un Municipio seudocapitalista que no ha podido equiparar democracia – mercado para avanzar al capitalismo progresista; “conserva”  unas relaciones productivas temerosas, que apenas si intenta en sus grandes plataformas, introducir un barniz de virtualización financiera y comercial, confundiendo consumo con encuentro y diálogo ciudadano. Y reclama del presupuesto público más espacios físicos dotados para privatizarlos eternamente y vender y revender productos del mercado global sin desarrollar la economía local. Un Municipio que no permite articular sociedad, economía, medio ambiente y gobernanza, ordenando su territorio para hacer posible un proyecto de Ciudad Inteligente y Sustentable que nos conecte e integre desde lo local con la región, el país y Suramérica. Un POT que no privilegie sólo a los grandes urbanistas y propietarios del suelo, que los acoja con valorización y plusvalía.

Jorge Eliécer Morán es un humanista y ahora político. “El humanismo es esencialmente, el movimiento por el cual la voluntad humana se emancipa de la tutela divina. Por su lado, la Ilustración proclama la superioridad de la Razón y de la Ley sobre la fuerza de los “animal spirits” del egoísmo económico” Bifo. Acude a su formación ética y al amor al prójimo propias de un hombre con muchas virtudes y cuyas facultades ejerce con abnegación siendo un ciudadano y un servidor público ejemplar. Ahora ungido como Concejal de Neiva, tiene el reto mayor de su vida política, servir a la humanidad, el cual quiere superar con su ética demostrada.

Hace parte de la llamada renovación del Cabildo Municipal con hombres y mujeres en mayoría jóvenes. Tendrá grandes desafíos como coadyuvar a resolver si es más importante terminar una obra que beneficia los intereses de un particular dueño de un espectáculo de masas, o destinar esos miles de millones para resolver problemas sociales estructurales del Municipio. El hambre en el mundo supera los 1.000 millones de habitantes que la padecen. No tenemos el dato preciso de Neiva, pero es más que evidente. Queremos parecernos a esa clase financiera dominante que gasta millones de dólares en cirugías estéticas, gimnasio, comida para sus mascotas y maquillaje. ¿Cuánto valdrá superar el hambre en Neiva? .

 

 

Comparta

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Comente aquí

Un comentario en “Opinión | El gran reto de Morán en el Concejo de Neiva: ética y política

  • el 16/12/2019 a las 8:58 pm
    Permalink

    Pobreza, cada vez más grande, consecuencia de la voracidad de un sistema neoliberal, que se acostumbró a asfixiar y desangrar de manera continuada al pueblo, para aumentar de manera exponencial su capital.
    No contentos los gobiernos con la creación de más impuestos, aplicados a los trabajadores y en general a la clase media, libra en buena parte las grandes empresas de los mismos, con el sofisma de distracción de lograr la entrada de capitales, estimular la inversión interna de la empresa privada, etc, traduciéndose ésto, en enriquecer a los más ricos a expensas de los pobres, quienes además tendrán que padecer los malos servicios que el estado debe garantizarles.
    Que el concejal Jorge Eliecer Morán, llegue a oxigenar el concejo de Neiva, es muy importante, pues algunos concejales ya se creían dueños de dicho recinto, y peor, venían enlodando al mismo con su desempeño vergonzoso.
    Que Morán, llegue con el deseo altruista de trabajar en beneficio de los más pobres de esta capital, merece un aplauso prolongado, Dios lo acompañe en su propósito y que pueda hacer un buen equipo de trabajo, que no se deje contaminar.
    Al columnista mis felicitaciones por su artículo, porque describe también en parte, su calidad académica y conocimiento socioeconómico de las comunidades y el estado.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este anuncio publicitario se cerrará en segundos.